Tecnología

Los mitos más populares sobre el uso de datos biométricos

Biométrico facial de los bancosPixabay

Por si crees que te van a espiar

Conforme avanza la tecnología, aumentan nuestras comodidades al punto de que en una pandemia global podemos trabajar desde casa, pedir comida por una app y hablar con nuestros seres queridos por videollamada. Sin embargo, así como aumenta nuestra calidad de vida, también crece la posibilidad de que nos hagan fraude electrónico si alguien roba nuestra información.

Por esta razón, las instituciones bancarias, como lo ha hecho recientemente BBVA, han estado recabando datos biométricos como el registro facial de los clientes, que son un conjunto de características tomadas del rostro para confirmar su identidad. Así, el banco aumenta la seguridad de las cuentas, impidiendo que alguien además del cliente acceda a ellas.

Muchos se han mostrado escépticos

Como la manera de recopilar el biométrico facial del cliente es mediante una fotografía o “selfie”, algunos usuarios de redes han malinterpretado esta medida de seguridad, por lo que resurgieron varios mitos que presentamos a continuación.

1. "Es para vender los datos" 

Si bien muchas redes sociales utilizan los datos para fines comerciales, en el caso de la app de BBVA, el banco sólo solicita una selfie, la cual sirve para evitar que alguien que no seas tú active tu cuenta.

2. Con mis datos biométricos "me pueden espiar"

Las fotografías que recaban instituciones de confianza no implican que les otorgues el control de tu cámara o teléfono. Únicamente se almacenan los datos de tu cara para ser cotejados en el futuro.

3. "Harán mal uso de mi información"

Los datos biométricos de los clientes se guardan de manera cifrada, por lo que únicamente se puede acceder a ellos para cotejar la identidad del cliente

4. "El banco ya tiene demasiada información mía"

Precisamente por la importancia que tienen los datos de los clientes, es necesario protegerlos de cualquier tipo de hackeo o fraude. Así nadie que no seas tú podrá dar de alta tu cuenta en otro celular o robar tu identidad.

5. "No quiero tomarme una foto cada que uso la app"

Con la medida que implementó BBVA sólo se necesita registrar una vez el biométrico facial, y el banco sólo te lo pedirá si quieres activar tu servicio en un aparato nuevo (por ejemplo, si cambias de equipo).

6. "Los empleados podrían robar mi información"

Los empleados nunca tienen contacto ni acceso a tus datos biométricos. Ni siquiera teniendo tu foto en un dispositivo electrónico  se podría activar tu cuenta. Una vez registrando el biométrico facial, sólo se activa con tu cara.

7. "Uso lentes y barba, ¿cómo me va a reconocer la app?"

El algoritmo reconoce a la persona por puntos clave en el rostro, como la distancia entre los ojos y la nariz, o la boca, por lo que no afecta el uso de lentes o maquillaje.

8. "Si no permito el uso de mis datos biométricos, ya no podré usar mi app"

Es verdad, si no registras tu biométrico facial no podrás usar tu aplicación, pero en el caso de BBVA, por ejemplo, podrías seguir accediendo a través de www.bbva.mx. Sin embargo, al registrar tu biométrico, tu cuenta queda blindada ante los delincuentes.

Como te puedes dar cuenta, algunos de estos mitos provienen de la desinformación o desconocimiento sobre el tema, o bien, debido al prejuicio que existe ante la tecnología. Pero, como describimos anteriormente, otorgar estos datos no va más allá de tomarte una selfie, como haces en otras redes sociales. La diferencia es que en este caso tienes la certeza de que tu cuenta estará más segura que antes.