Sorprendente

El último Blockbuster del mundo sigue abierto durante la cuarentena

Blockbuster@FactBuffet

A pesar de las cuarentena y las medidas sanitarias impuestas en todo el mundo, la última tienda de la cadena Blockbuster se ha mantenido abierta.

Hay un lugar en el mundo que se ha resistido a cerrar durante esta cuarentena, y no, no se trata de ningún establecimiento que dé un servicio esencial; de hecho, debió de haber desaparecido hace años. Se trata de una tienda Blockbuster, la cual se ha mantenido activa todos estos días.

Así es, aún hay un Blockbuster en el planeta, el último de su especie, mismo que está ubicado en la ciudad de Bend, en Oregon, Estados Unidos. A pesar de todas las medidas impuestas en aquél país, el establecimiento se ha negado a cerrar y las autoridades no lo han clausurado.

Blockbuster Bend@BlockbusterBend

Al respecto, Sandi Harding, manager del lugar, mencionó que la tienda ha enfrentado varios obstáculos; la pandemia y cuarentena es sólo uno más de estos, por lo que están dispuestos a salir adelante.

El Blockbuster cuenta con todas las medidas sanitarias

Para asegurar su funcionamiento, el Blockbuster de Bend ha impuesto varias medidas sanitarias: no se permiten más de 10 personas dentro del lugar, todos los trabajadores portan guantes y mascarillas, y el establecimiento y películas se desinfectan dos veces al día.

Aunque suene extraño en un mundo con Netflix y otros servicios de streaming, mucha gente de la localidad aún va al Blockbuster a rentar películas, además de que se ha convertido en un punto de reunión para los turistas.

Blockbuster Bend@BlockbusterBend

Fue en 2010 cuan la cadena Blockbuster se declaró en bancarrota, cerrando todos sus locales a nivel mundial en el 2014; la tienda de Bend fue adquirida por un tercero, siendo manejada desde ese momento de manera independiente a la antigua compañía.

Desde ese momento, el establecimiento no ha parado su actividad, convirtiéndose en una curiosidad para propios y extraños; es probable que se piense que un paro de actividades, como el impuesto por el coronavirus, significaría el condenar a este tipo de lugares a su total extinción.

Con información de Comic Book.