Sorprendente

¿Subasta monja su virginidad para reconstruir Notre Dame?

La nota de una monja de 91 salvadora de Notre Dame está en boca de todos.Tomada de Maria Teneva / Unsplash.

La noticia de la monja que puso a subasta su virginidad para levantar Notre Dame ha dado la vuelta al mundo.

"Una monja de 91 años puso a subasta su virginidad para reconstruir la catedral de Notre Dame, parcialmente incinerada el pasado abril de este 2019". La noticia se reprodujo como pan caliente. 

Según distintos medios, se trataría de la hermana dominica Antoinette DeBasile, una francesa que presuntamente escribió una carta ofreciendo lo más valioso de su vida. Con ello se sacrificaría para reconstruir un monumento divino como Notre Dame. 

Puedes leer: Monja que vivió en 1318 fingió su propia muerte para gozar del sexo y la perversión

¿Subasta monja su virginidad para reconstruir Notre Dame?

¿Es cierto que una monja puso en subasta su virginidad por Notre Dame?

Nada más alejado de la realidad. La publicación original se realizó en el sitio canadiense World News Daily Report, un portal satírico enfocado en la creación de contenido engañoso. La monja ni vendió su virginidad por Notre Dame, ni es quien apuntaron. 

Recomendamos: La historia de la mexicana que se mató en la Catedral de Notre Dame

Incluso la página de verificación Snopes, así como AFP Factual, se encargaron de desmentir la nota. Como resultado, se encontró que la mujer que aparece en la imagen es Cecylia Maria Roszak, una monja dominica de origen polaco que falleció el 16 de noviembre 2018 a los 110 años.

Maria Roszak, la admirable mujer tras una noticia falsa

Maria Roszak fue reconocida por su labor durante la Segunda Guerra Mundial, mientras residía en el convento de Vilnius, hoy ubicado en Lituania. La mujer refugió y ocultó a decenas de personas de origen judío que huían de la persecución nazi.

Nada qué ver con Notre Dame

Se le condecoró en 1984 con el premio "Justo entre las naciones", que el gobierno otorga a quienes arriesgaron sus vidas salvando a los judíos. Al momento de su muerte, la monja era la mujer más longeva sobre la Tierra.