27 de septiembre de 2021 | 14:43
Sorprendente

Niño pide un lápiz para poder estudiar; le regalan todos sus útiles

El niño entró a una librería a pedir un lápiz para poder estudiar; recibió todos los útiles por parte del dueño del local
Niño pide lápiz y le dan todos sus útiles
Compartir en

La historia de un niño que entró a una librería para pedir un lápiz para poder estudiar se comenzó a hacer viral en redes sociales, pues el dueño del local le regaló todos los útiles escolares que el pequeño necesitaba. Todo esto ocurrió en Mendoza, Argentina, el jueves 25 de marzo.

La historia de este niño, quien dijo se encuentra cursando el 6° año de primaria, se compartió a través de Facebook por un testigo, Pablo Peñaloza, quien vio como el niño pidió apoyo para estudiar y el dueño de la librería le contesto “¿Qué más?”.

En su publicación de Facebook, Pablo Peñaloza, resalto que esta clase actitudes son las que “trascienden”, las que motivan a uno a hacer “siempre lo correcto”; ante la situación dijo el testigo le expresó su admiración al dueño que le regaló todos los útiles al niño.

Sin embargo, Pablo no creyó que su admiración bastara, pues se dijo de “seguro abran pasado más hechos como este, solo que esta vez yo lo presencié”, por lo cual quiso ayudar a la librería a ganar reconocimiento.

El post en Facebook de Pablo Peñaloza, actualmente cuenta con más de 6 mil 500 likes, 4 mil 6 me encanta y mil 500 comentarios, en los cuales los usuarios han comentado sobre el acto bondadoso, y han pedido se compre en el lugar para apoyar al dueño de la librería “DINO”.

Entrevista al dueño de la librería

Durante una entrevista para TVA Argentina, el dueño del de la librería de nombre “DINO” dijo que el niño de 11 años pidió un cuaderno, lápices, tijeras, goma y hasta un estuche.

Asimismo, el dueño de la librería informo al medio que cuando se enteró que su acto se había vuelto viral, esto lo sorprendió mucho pues él no había publicado nada; además dijo que después de verse en redes sociales temió sobre las opiniones pues estas no siempre son agradables.