Sorprendente

Niño pone como pretexto el parto de su puerquita para no mandar su tarea

Juan Gabriel ayuda a su puerquita a parirTomada de video

El niño Juan Gabriel le pide a su maestra que lo entendiera, ya que era más importante cuidar a su puerquita o "cuchi"

Existen muchos pretextos utilizados por chicos y grandes para no entregar las tareas escolares, pero el de Juan Gabriel, un niño de 9 años, se ha hecho viral en redes sociales. Y es que el niño, decidió enviar un audio a su profesora para explicarle que no enviaría los deberes, ya que su "puerquita", había comenzado a parir.

El niño Juan Gabriel debía cuidar a su "puerquita"

Desde que la pandemia comenzó, Juan Gabriel, como muchos niños, han intercalado sus deberes en casa con las clases virtuales; él, tenía bajo su cuidado a Sandy, una cerda embarazada, que empezó a parir cuando Juan planeaba iniciar con la tarea.

Ante tal responsabilidad, Juan Gabriel envío a su profesora, Nancy Monroy, un audio en el que le explicaba la situación y le pedía que comprendiera la importancia de cuidar a su puerquita o "cuchi".

“Profe Nancy, buenas tardes. Le puedo decir que no pude mandar el deber muy prontito porque acabando las clases mi ‘cuchi’ empieza a parir y no sé hasta qué hora estará. Y como mi mami aún no llega yo tengo que estar viendo ahí a la ‘cuchi’. En cuanto acabe de parir le envío el deber; ya, gracias, chao. Espero que me entienda.”Juan Gabriel

Diana Juca, la madre Juan Gabriel, trabaja vendiendo legumbres en la ciudad, por lo que el niño ayudó al animal durante 3 horas para que los 8 cerditos nacieran sanos y salvos. Aunque el parto de Sandy fue todo un éxito, Juan Gabriel confesó estar nervioso y preocupado durante el proceso.

La profesora Nancy Monroy resaltó que, a pesar de las dificultades de Juan para entregar la tarea, él logró enviarla sin retrasos. El Ministerio de Educación de Ecuador aplaudió la responsabilidad del niño. 

Juan Gabriel tiene deseos de ser un gran abogado y tocar el piano, lamentablemente, su familia no tiene el dinero suficiente para poder hacer realidad su sueño. Afortunadamente, Diana Juca dijo que las ganancias por la venta de los 8 lechones, estarán destinadas para los estudios de su hijo.