Sorprendente

Una familia pobre lo adoptó siendo niño; al crecer les regala enorme mansión

La casa que Jayvee dio a sus padres adoptivos.Facebook

La casa en la que creció no tenía luz, agua ni baño, por eso quiso dar a sus padres un gran regalo en agradecimiento.

Jayvee Lazaro Badile II, es un joven de 29 años originario de Bocaue, Bulacán en Filipinas; por causas desconocidas, cuando era un niño, su padre biológico no pudo cuidar de él, pero antes de que se quedara desamparado por completo, una pareja de muy bajos recursos económicos lo adoptó.

Nanay y Tatay, como llama Jayvee a sus padres adoptivos, ya tenían dos hijos cuando lo acogieron en su hogar donde, además, vivían cinco familiares más, pero las carencias y dificultades “nunca fueron un impedimento para vivir rodeados de amor”, contó el joven en Facebook.

Por casi tres décadas la familia vivió en una casa pequeña y a medio construir, ubicada en uno de los barrios más pobres de la ciudad; “se inundaba, como no podíamos pagar nos cortaban la luz, no había suministro de agua y el baño no funcionaba”, escribió el agradecido hijo al anunciar que estaba por regalarle una mansión a sus papás.

Las casas de JayveeFacebook

Una casa de tres pisos, con siete habitaciones -cada una con baño propio- en donde pueden dormir 28 personas con todas las comodidades, una gran sala de estar, techos altos y una terraza; así es la mansión que Jayvee construyó durante años para que su familia tuviera una mejor calidad de vida.

Pero el exitoso empresario filipino no detuvo sus muestras de agradecimiento con la casa, hace unos meses cumplió la promesa de llevar a Nanay y Tatay a conocer el mundo y emprendió un viaje en el que recorrieron Nueva Zelanda, Australia y Dubai, entre otros lugares maravillosos.

Las fotos del viaje se hicieron virales, igual que un par de postales en las que Jayvee recuerda la Navidad de 2012 cuando cenó de manera humilde y a solas con sus padres, y al mismo tiempo muestra como en 2019 puedo celebrar con un gran banquete junto a todos sus seres queridos.