28 de octubre de 2021 | 00:46
Sorprendente

Mujer queda embarazada de un segundo hijo cuando ya estaba embarazada, en Reino Unido

Pareja británica descubre embarazo de su segundo hijo cuando ya estaba embarazada: superfetación, quedar embarazada mientras ya se está embarazada
Rebecca Roberts después de estar embarazada
Compartir en

México.- Rebecca Roberts y Rhys Weaver, una pareja británica, fueron protagonistas de una concepción sorpresa: la mujer, Rebecca, concibió un segundo hijo mientras estaba embarazada del primero.

Los médicos le dijeron a la pareja que los bebés en realidad fueron concebidos con tres semanas de diferencia.

Los primeros ultrasonidos de Noah, tomados a las siete y 10 semanas de embarazo, mostraron a la mamá de 39 años, Rebecca Roberts y al papá de 43, Rhys Weaver, al bebé que habían intentado concebir durante más de un año.

Repentinamente, una ecografía tomada en la semana 12 mostró que Noah tenía una hermana pequeña inesperada: la gemela Rosalie.

Al bebé Noah se le unió en el útero la gemela fraterna Rosalie unas tres semanas después de su concepción.

"Quedé embarazada cuando ya estaba embarazada, lo cual fue una locura … porque se supone que eso no debe suceder"

Rebecca Roberts

Nacidos por cesárea en septiembre de 2020, ambos bebés tuvieron que pasar tiempo en unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) separadas. Rosalie, que nació con 2 libras y 7 onzas, fue enviada a una UCIN especializada a unos 15 minutos de la UCIN que atendía a Noah, que nació con 4 libras y 10 onzas.

La superfetación: quedar embarazada mientras ya se está embarazada

El fenómeno llamado superfetación, que hace referencia a quedar embarazada mientras ya se está embarazada, es tan raro que un estudio de 2008 encontró menos de 10 casos registrados en el mundo.

Primero, las mujeres generalmente ovulan solo una vez por ciclo, liberando uno o más óvulos simultáneamente. Si la fertilización por el esperma del hombre es exitosa, el óvulo o los óvulos se implantan en el útero, comienza el embarazo y no se produce más ovulación.

En el caso de Rebecca, el óvulo fue fertilizado e implantado durante la primera ovulación. de alguna manera ella ovuló nuevamente durante ese mismo ciclo. 

Otro óvulo también fue fertilizado, se convirtió en otro embrión, y en diferentes momentos ambos embriones se implantaron en el útero.

"Una vez que comienza el embarazo, el útero ya no es un lugar hospitalario para la implantación. Eso significa que el segundo embrión debe haber logrado implantarse y crecer en una etapa en la que no hubiéramos pensado que podría crecer".

Ginecóloga de Atlanta, la Dra. Lillian Schapiro.

Rebecca acababa de tomar una dosis de medicamentos para la fertilidad diseñados para estimular la ovulación antes de concebir a Noah. Si bien esa puede ser una de las razones de esta rara ocurrencia, también podría tratarse simplemente una "maravilla médica".

Con información de CNN