Muere Saturno, el cocodrilo de 84 años que escapó de la Segunda Guerra Mundial (VIDEO)

muere cocodrilo de 84 anos
Cocodrilo@MoscowZoo / Facebook

Saturno escapó de un bombardeo en el zoológico de Berlín y sobrevivió tres años por su propia cuenta 

Murió el cocodrilo más viejo de su especie: Saturno, de 84 años. La noticia fue confirmada por el zoológico de Moscú, donde permaneció durante 10 años, luego de ser trasladado Unión Soviética. Su historia es realmente conmovedora.

A través de un video en Facebook es posible apreciar al aligátor americano durante sus últimos días de vida y tras haber logrado lo increíble: escapar de la Segunda Guerra Mundial y sobrevivir tres años por su propia cuenta. 

Muere a los 84 años cocodrilo que huyó de bombardeo

Nació en Estados Unidos en el año de 1936 y casi de inmediato fue conducido al zoológico de Berlín, de donde huyó después del bombardeo del 23 de noviembre de 1943. Se desconoce qué ocurrió durante los siguientes 3 años de su vida, cómo sobrevivió es un misterio.

No obstante, en 1946 soldados británicos lo encontraron y entregaron a la URSS. En julio, Saturno llegó a Moscú y junto con él el mito de que formaba parte de la colección privada de Hitler, y no del zoológico de la capital alemana. Incluso fue señalado por acciones humanas; un castigo absurdo porque los animales no están involucrados en la guerra ni en la política.

De acuerdo con el relato de los empleados moscovitas, el cocodrilo era "exigente con su comida y recordaba perfectamente al cuidador de su confianza. Le encantaba recibir masajes con un cepillo y superó la esperanza de vida de su especie: de entre 30 a 50 años. "Nos vio a muchos de nosotros como niños. Esperamos no haberlo decepcionado", escribieron sus cuidadores.

De los más de 16 animales del zoológico de Berlín, sólo 96 sobrevivieron tras la Segunda Guerra Mundial. Al momento del bombardeo, fallecieron entre entre 20 y 30 ejemplares de caimanes y cocodrilos. El resto caminó entre la gente y, según la revista Stern, la mayoría de ellos lucían desconcertados.

0
comentarios
Ver comentarios