8 de diciembre de 2021 | 01:02
Sorprendente

¿La vanidad es pecado? Este ‘Niño Dios’ opina lo contrario

¿La vanidad es pecado? Este ‘Niño Dios’ opina lo contrario y lo demuestra poniéndose pestañas
Niño Dios con pestañas
Compartir en

¿La vanidad es pecado? Este Niño Dios’ opina lo contrario y usa pestañas postizas para demostrarlo.

Un par de fotografías del ‘Niño Dios’ se viralizan en redes sociales, pues muestran a la figura religiosa como ejemplo de que “la belleza siempre es primero”.

“La pestaña hace toda le diferencia y Dios lo sabe”, escribió la usuaria en Twitter al exhibir al ‘Niño Dios tan vanidoso y con pestaña postiza.

El ‘Niño Dios’ con pestañas causa furor en redes sociales

Una fotografía del ‘Niño Dios’ usando pestañas postizas, está causando furor en redes sociales.

A punto de que inicie la temporada donde el ‘Niño Dios’ es protagonista, una usuaria en Twitter usó a esta figura como un ejemplo del máximo consejo de belleza.

De acuerdo con expertos en maquillaje, las pestañas postizas son las únicas responsables de que “se note la diferencia” en un antes y después.

“La pestaña hace toda le diferencia y Dios lo sabe”

Usuaria en Twitter.

Si aún te niegas a creer esto, el ‘Niño Dios’ está aquí para demostrarte lo cierto que es:

En la primera fotografía, posiblemente tomada durante una restauración, el Niño Dios’ luce sin maquillaje. “Como una con carita lavada”, resaltó una internauta.

En la instantánea del después, donde el ‘Niño Dios’ presume excelente pestaña postiza, puede comprobarse “la ayudadita de un buen maquillaje”.

Las fotografías del ‘Niño Dios’ han recibido un sinfín de comentarios, donde se le da la razón sobre lo inevitable que es la vanidad.

El ‘Niño Dios’ con pestañas también acumula cerca de 3 mil reacciones en Twitter.

“La reina de la pestaña”; “Amamos la vanidad como el Niño Dios”; “Cómo vestir a tu Niño Dios como buchona”, escribieron en redes.

Más adelante, otras internautas exigieron que el “Niño Dios haga justicia” para que todas las mujeres gocen de unas pestañas de “semejante tamaño buchón”.

“Oremos para tener esas pestañas hermanas. Amén (sic)”, “Informes para encargar esa pestaña buchona. Gracias”, se lee en la publicación.