27 de octubre de 2021 | 04:44
Sorprendente

La familia Fugate: se reproducían entre ellos y nacían con piel azul

La familia Fugate desarrolló una extraña enfermedad en la sangre debido a más de un siglo de endogamia
Familia Fugate
Compartir en

La familia Fugate ha vuelto ha causar curiosidad, y es que se reproducían entre ellos y nacían con piel azul.

Su historia se dio a conocer en 1958, cuando un hombre llamado Luke Comb acudió al Hospital Universitario de Kentucky, en Estados Unidos. Era integrante de la familia Fugate.

Por supuesto, los médicos quedaron perplejos al verlo e intentaron atenderlo, pero para su sorpresa, el integrante de la familia Fugate no estaba allí para ser estudiado, sino porque su esposa estaba por dar a luz.

Pero, a pesar de su negativa, decidieron realizarle estudios para determinar la causa de su piel. Para su sorpresa, encontraron que toda la familia Fugate era azul.

Fugate, la familia que nacía azul a causa de la endogamia

Luke Comb, de familia Fugate, fue quien llamó la atención de los médicos en 1958 al presentarse en el hospital pidiendo asistencia para su esposa.

Los médicos atendieron a la mujer, pero a él lo sometieron a todo tipo de análisis debido a que nunca habían visto algo igual: tenía la piel azul.

Los chequeos revelaron que el hombre gozaba de una excelente salud, excepto por un detalle: tanto él como su familia padecían de una extraña enfermedad hereditaria llamada metahemoglobinemia.

Esto causa que la hemoglobina, encargada de transportar oxígeno, fuera incapaz de liberarlo de manera efectiva en los tejidos corporales. Por eso es que la familia Fugate tenía piel azul.

Resulta que la familia Fugate desarrolló el padecimiento debido a más de un siglo de endogamia y varios de sus integrantes presentaban la piel azul desde décadas atrás.

El origen de la familia Fugate

La familia Fugate, quienes se reproducían entre ellos y nacían con piel azul, residían en una zona remota de Kentucky en donde no solían tener contacto con el mundo exterior.

Por eso, los Fugate practicaban la endogamia y se provocaron una alteración en la sangre que la hacía azul.

Para Madison Cawein III, doctor que atendió a Luke Comb, integrante de la familia Fugate, la familiaridad con la que el hombre contó su historia hace que esta sea creíble.

Los antepasados de los Fugate vivieron desde 1820 en Troublesome Creek, una ciudad casi despoblada al Este de Kentucky.