Sorprendente

¿Cortarle las uñas al perro? Ella encontró cómo hacerlo sin dramas

Cortar las uñas del perroTomada de Video

Ella muestra en un video el truco perfecto para que todos los perros quieran que les corten las uñas. 

Aunque la mayoría de las personas llevan a sus perros a que los limpien y les corten las uñas a una estética o incluso con el veterinario, hay algunos otros dueños más aventureros que lo hacen ellos mismos, pero nadie dijo que es una tarea fácil, pues la mayoría no se deja

Es verdad que los canes no sienten dolor cuando les cortan las garritas, pero si tienes uno, sabes que no les gusta mucho que les sostengan una pata y siempre tratan de zafarse y echarse a correr. Por eso todo el mundo amó el truco que una mujer compartió en TikTok para hacer que esta tarea sea simple. 

En un video subido a la red social del momento, la mujer que se identifica bajo el arroba @linds_shelton, aparece haciéndose una especie de banda con plástico para rodearse la cabeza a la altura de la frente. La escena parece no tener sentido y hasta un hombre que está con ella la cuestiona, pero esta superheroína sigue adelante. 

En la segunda parte del video ocurre algo todavía más raro: comienza a untar crema de cacahuate sobre su frente... mucha crema de cacahuate.

Pero ya en la tercera parte todo toma sentido, pues Shelton se arrodilla y llama a su perro que de inmediato comienza a comerse la golosina en la frente de su dueña. Esto, por supuesto, lo distrae lo suficiente como para que la humana aproveche para cortarle las uñas una a una y sin mayor esfuerzo.

Him: You look like a dork.

Her: I’m about to look like a GENIUS.

Reader: She did. pic.twitter.com/Xl0mzsIzoI

— MC Hammond (@mchammo) April 18, 2020

Por favor toma en cuenta que se debe tener cierto entrenamiento para cortarle las uñas a tu perro, pues a pesar de que no se ve, a cierta altura de ellas hay nervios y si lo cortas, puede sangrar mucho, además de que le causará dolor. 

El punto en que las uñas de cada can deben ser cortadas varía, pues éstas se adaptan según el piso en el que suelen caminar y la cantidad de actividad física que tienen.