Científicos descubren rata que ha vivido toda su vida ¡sin cerebro!

Científicos descubren rata que ha vivido toda su vida ¡sin cerebro!
Científicos descubren rata que ha vivido toda su vida ¡sin cerebro!Unsplash

La rata tenía capacidades de visión, oído, olfato, coordinación y movimiento idénticas a las de sus congéneres sanas, según los científicos

Ratas o seres humanos, ¿qué especie es superior? Muchos podrían pensar que la respuesta es obvia, pero científicos de la Universidad del Nordeste de Boston han descubierto algo que coloca a los hommo sapiens en el lado perdedor: las ratas pueden vivir sin cerebro.

De acuerdo con el portal RT, como parte de un estudio, Craig Ferris, profesor de Psicología en dicha universidad, tomó una rata que tenía en su laboratorio y le hizo una resonancia.

"Cuando miré a la pantalla, vi que la rata, de hecho, no tenía cerebro”Craig Ferris, profesor de Psicología en la Universidad del Nordeste.

La rata padecía hidrocefalia severa

La resonancia reveló que el animal, identificado como 'R222', sufría hidrocefalia severa, esto quiere decir que su cerebro estaba aplanado, como si se tratara de un panqueque.

El órgano estaba tan deformado que al principio los investigadores no podían identificar sus diferentes estructuras, las cuales estaban aplastadas por el líquido cefalorraquídeo

Solo con ayuda de marcadores bioquímicos fue posible identificar su  hipocampo.

La rata tenía las mismas capacidades y comportamientos que una sana

Otra de las cosas que causó gran sorpresa entre los científicos fue que a pesar del severo daño, el cerebro de la rata había sido capaz de proporcionarle todas las funciones necesarias para vivir dos años, equivalentes a unos 70 años humanos. 

Además, el animal no mostraba un físico o comportamiento diferente al de otras ratas, y sus capacidades de visión, oído, olfato, coordinación y movimiento tampoco estaban afectadas, según comprobaron los especialistas con una serie de pruebas. Ante ello, Ferris aseveró:

Es "un verdadero milagro de la naturaleza".Craig Ferris, profesor de Psicología en la Universidad del Nordeste.

¿Cómo pudo vivir la rata con ese daño en el cerebro?

Por supuesto que su calidad de científico no le permitió quedarse con esa explicación durante mucho tiempo. Ferris considera que la rata habría sufrido tal deformación desde su nacimiento, lo que habría permitido a su cerebro adaptarse a la creciente presión del líquido cefalorraquídeo.

Esto habría sido posible gracias a la neuroplasticidad, una propiedad del cerebro que le permite cambiar bajo la influencia de la experiencia y restaurar las conexiones perdidas tras el daño.

Con información de RT.

0
comentarios
Ver comentarios