Es hora de unirnos a favor. Me cansa bastante ver todas las mañanas a un presidente encolerizado y lleno de resentimiento. Supongo que se siente amenazado en su seguridad. Un presidente inseguro, es un presidente que ataca, contraataca y se enoja.

Me gusta mucho revisar diariamente las tendencias en Twitter, es decir reviso exactamente de qué se está hablando en redes, cuál es el tema central de la discusión, y solo me encuentro con discursos de odio, con temas cargados de apodos, de ataques.

Tendencias como #Naca, #Zopilota #Cacas #CállatePalero... y así podría seguirme.

También desde la mañanera y alguno que otro obradorista suelta palabras como #Hipócritas #Fachos #OposiciónMoralmenteDerrotada

Abogar por la paz no es estar en contra del presidente, pero él lo ha malentendido. Él cree que es personal exigir un alto a las agresiones.

Yo en lo personal no suelo utilizar ningún apodo para referirme a aquellos políticos que no terminan por convencerme. No está en mi esencia ni en mis valores hacerlo.

Pero al parecer a alguien le ha funcionado este discurso que divide y contrapone.

Yo sigo creyendo que si nos unimos y dejamos de agredirnos todo va fluir bien para todos, y como muchos han dicho, si al presidente le va bien, nos va bien a todos.

Estamos en un momento en que debemos de estar unidos todos. Y no formar bandos. Piso parejo para todos. Ya ven que incluso el temblor fue para todos. Es el claro ejemplo de que todos estamos en el mismo barco.

Ya no quiero oír que el presidente me llame “hipócrita” y es que esta ofensa se la lanza a quienes lo señalamos. Entonces me pongo el saco. No soy hipócrita. No soy facha ni neoliberal ni fifí ni conservadora.

Ni el que votó por Obrador y quiere que Morena se perpetúe en el poder tampoco es “chairo”.

Soy una mexicana que anhela un mejor país, no ya para mí, sino para mis hijos. Que lo que ellos anhelan tristemente es justamente estar lejos de él.

Quiero para este presidente paz en su existencia, quiero para Claudia Sheinbaum claridad para entender que el camino para ganar votantes es otro, no es el de la confrontación.

Estoy segura que con voluntad se logra.

Estoy segura que con amor por el prójimo se logra. Pero no podemos hablar de amor para el prójimo y enseguida insultar a otros.

Es difícil no caer en discursos de odio. Tendrá que ser un trabajo íntimo y personal para no caer en este sentimiento de odio y de exaltación.

Somos un buen país, somos una gran nación. No dejes que nadie te haga pensar lo contrario

Es cuanto.