25 de enero de 2022 | 23:21

Sheinbaum condena la discriminación: ¿es solo culpa de la derecha?

La discriminación por genero y por el color de piel es mucho mayor a la que se puede tener por las preferencias sexuales, eso es seguro
Claudia Sheinbaum
Compartir en

La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, afirmó que la discriminación y el clasismo proviene de la derecha. Dentro del marco de la presentación de la Encuesta sobre Discriminación realizada en agosto por el Copred.

La jefa de gobierno recordó que uno de los factores por los que más se discrimina es por el color de piel, según los datos obtenidos por la encuesta.

Los del Copred no han descubierto el hilo negro, ni mucho menos. Solo con oír conversaciones de personas que se sienten culturalmente superiores se puede encontrar muchos temas de discriminación, les comentó dos casos de personas que tal vez lo hacen inconscientemente pero igualmente lo hace.

En uno de mis grupos de WhatsApp publicaron una comparativa de los precios de ciertos productos y cómo se han elevado durante el mandato de la 4T. Uno de los participantes del grupo dijo que deberíamos todos pasarles esa tabla a choferes, ayuda doméstica, vigilantes y mozos que son los que votan por la 4T. Ahí se asoma un poco el discurso de odio que hay de ciertas partes de la sociedad y cómo creen que los ingresos o la educación tienen que ver mucho con la manera que ejercen su sufragio. Conozco a personas que no están en la parte alta de la pirámide y defienden muchos de los ideales de Morena así que no es por la clase, el trabajo o el color de piel.

Otra, que me parece la más increíble, es una conversación entre señoras fifís. En casa de una de estas señoras hubo un contagio de COVID-19. Normal en muchos sectores de la sociedad donde tienen la oportunidad de hacer viajes al extranjero, sobre todo a Estados Unidos donde en muchos lados no se cuidan para nada. Pues en la conversación entre estas señoras una de ellas sugirió que una de las asistentes domésticas les había traído el bicho a la casa. Después de todos los viajes y los contactos que tuvieron con muchísima gente le echan la culpa a las personas que trabajan con ellos, nada más clasista que eso. Al final, esta persona fue negativa y después fue contagiada por la familia fifí.

La discriminación por genero y por el color de piel es mucho mayor a la que se puede tener por las preferencias sexuales, eso es seguro.

Hubo crítica de la Jefa de Gobierno hacia un tuit de Gabriel Quadri que crítica a los transexuales y un cartón publicado por el Reforma donde se denosta el nombramiento de Javier May como director de Fonatur por su preparación educativa. Pueden ser comentarios discriminatorios pero según el cristal con el que se miran. La crítica de Quadri hacia los transexuales tiene que ver con su forma de pensar. La crítica a May pudo ser expresada de una manera diferente pues es cierto que no tiene la experiencia en proyectos del tamaño que tiene el Tren Maya.

Al final si hay un discurso de odio, no solo de la derecha sino de toda la sociedad pues entre los discriminados hay discriminación.

Dijo Sheinbaum: “es responsabilidad de todas y de todos denunciar y no permitir expresiones de odio y discriminación. Somos una Ciudad de derechos y libertades”. Y tiene razón, para erradicar este tipo de expresiones hay que trabajar desde las bases de la educación.

El clasismo no cambia con una ideología política, cambia con un cambio de paradigma de la sociedad donde se le den oportunidades similares a todos los integrantes de la sociedad y que estas oportunidades sean bien remuneradas. Esperemos que esta utopía pueda ser acercada a la realidad. Solo hay que recordar que aún en las sociedades más igualitarias del mundo, sigue habiendo algo de racismo.

Esperemos que el gobierno federal, los estatales y los municipales no importando qué bandera tengan, trabajen más en la igualdad y menos en los pronunciamientos y discursos de odio que solo polarizan a la sociedad aunque esto sea un sueño guajiro.