21 de enero de 2022 | 02:57

Los hijos de las nubes, RASD, a un año de guerra contra Marruecos

El 13 de noviembre se cumplió un año de la reanudación de guerra contra el pueblo saharaui y el mundo sigue en silencio.
Ahmed Mulay Ali Hamadi
Compartir en

Apenas el 13 de noviembre se ha cumplido un año de la reanudación de guerra contra el pueblo saharaui y el mundo sigue en silencio ¿Acaso los dólares repartidos por Marruecos pueden más que la ética periodística y la conciencia humana?

Las marchas del día 13 de noviembre pasado en Madrid, ignoradas por la prensa local e internacional, dan cuenta de ello…

A su paso por México, el embajador para América Latina y el Caribe, representando a la República Árabe Saharaui Democrática, el Excmo Sr. Ahmed Mulay Ali Hamadi, me concedió una entrevista, la cual dejamos constancia para evitar se tergiverse lo que el pueblo saharaui está padeciendo.

La entrevista obedece al pronunciamiento que el FRENTE POLISARIO hace a la ONU, un extrañamiento razonable ante la falta de acción del organismo de las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad. Cientos de miles sufren el acoso armado por parte de Marruecos sin recibir ningún apoyo y/o pronunciamiento por parte del mundo, de Latinoamérica, al ser el único país hispanoparlante en el continente africano.

Las casualidades no existen, es imposible que los gobiernos no se den cuenta de lo que está sucediendo. El mismo sábado pasado, las marchas en Madrid contra el acuerdo tripartito, del 14 de noviembre de 1974, donde España “cede” la administración del territorio a sus vecinos, Mauritania y Marruecos es a todas luces ilegal, desde el punto de vista del DERECHO INTERNACIONAL —una potencia colonial no puede “ceder” un territorio colonizado por ella a otros Estados—. Recordemos también que España abandonó a la ahora RADS el 26 de febrero de 1976, ya que la ONU determinó el 16 de octubre de 1975 que NO EXISTÍAN lazos de soberanía entre Mauritania, Marruecos y el Sáhara Occidental, hoy República Árabe Democrática Saharaui.

El 1979 Mauritania y la RADS firmaron la paz, pero la lucha armada del Frente Polisario contra Marruecos seguiría, en junio de 1990 la ONU elabora un Plan de Arreglo, —aceptado por ambas partes— el fin era celebrar el REFERÉNDUM DE AUTODETERMINACIÓN, así el pueblo saharaui podría elegir la opción de INDEPENDENCIA o INTEGRACIÓN a Marruecos, en ese entonces la ONU estableció allí a la MINURSO, Misión de naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, con ello entró en vigor el ALTO AL FUEGO aquel lejano 16 de septiembre de 1991.

Alto al fuego que fue roto por Marruecos el 13 de noviembre del año pasado, 2020…

El Frente Polisario, que representa al pueblo saharaui, llevaba hasta el momento de esta entrevista, 350 enfrentamientos armados en los 356 días, desde el reinicio de la guerra…

Ante la pasividad y ambigua respuesta del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el Frente Polisario insta al organismo a fijar una postura acorde a DERECHO INTERNACIONAL, que se hagan respetar los acuerdos hechos con antelación y de la misma manera informan que no habrá cese al fuego, hasta no obtener una respuesta, una solución que beneficie a su pueblo.

El Frente Polisario ha recurrido a América latina y Caribeña, no sólo por la lucha que diversos pueblos libraron contra la descolonización, sino por los lazos históricos, políticos, culturales y el hermanamiento que hace de todo el lenguaje al ser hispanos parlantes. El pueblo saharaui se distingue en el mundo árabe y en el continente africano, precisamente por su lengua y su cultura, contraria en muchos sentidos a la manejada por el islam, una prueba fehaciente es el valor otorgado a la participación femenina en la toma de decisiones.

Marruecos ansía apoderarse de sus riquezas y su aliado Francia nunca vio con buenos ojos ni aceptó que se hablara español… El encono es añejo…

El Sáhara Occidental, proclamado desde 1976 como la República Árabe Saharaui Democrática tiene el reconocimiento internacional de 83 países en el mundo. Este dato es solo para comprender la magnitud del desacato. Las relaciones diplomáticas entre México y la RASD datan desde 1979, y el 1988 se abrió una representación diplomática en nuestro país… Pero aún antes de esa fecha ya había vínculos con personas e instituciones que contribuyeron a consolidar la república naciente, entre ellos AMARAS, Asociación Mexicana de Amistad con la República Árabe Saharaui A.C.

La petición del pueblo saharaui es que el mundo voltee los ojos a RASD, que observe las injusticias que padecen, que la Organización de las Naciones Unidas fije una postura clara y contundente para lograr la anhelada paz, para los cientos de miles que esperan ansiosos recobrar la tranquilidad que todo ser humano merece y necesita.