Hace tiempo les compartía la pregunta que más de un catedrático de la Facultad de Derecho UNAM, me hacían con respecto a; ¿Cómo llegó Lorenzo Córdova Vianello a la silla del INE? La gran incógnita circulaba en ese entonces y conociendo muchos sus cartas credenciales, las cuales no daban para la magnitud del puesto, aún hoy no asimilan las formas…

Hoy que la sombra nefasta del titular del INE parece posarse nuevamente sobre la máxima casa de estudios de nuestro país, —se rumora que desea la silla de rector, nada más y nada menos— la inquietud resurge, sobre todo ante la designación de la Dra. Mónica González Contró, como nueva titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, muchos han salido a dar sus opiniones, varias de ellas coinciden en que es aliada de Lorenzo Córdova resaltando el hecho de su formación Itamita… ¿Es con la finalidad de validar los beneficios a los que Lencho accedió con goce de sueldo, de la mano del saliente, itamita también, Pedro Salazar Ugarte?

Para muestra lo que un estudioso del derecho comparte en grupo de WhatsApp

Como investigador titular del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Lorenzo fue beneficiado con una licencia sin goce de sueldo por 6 años. Pero esta lleva más de 6 años y su cuate, director del Instituto, Pedro Salazar Ugarte (chico ITAM) le dio una prórroga por más de esos máximos años, lo cual va contra la legislación estatutaria del personal académico de la UNAM.

Lencho en su defensa alega que el Congreso lo designó por un plazo de 9 años y por eso él (debió elegir ante la tesitura) Pero no motiva ni fundamenta el Consejo Técnico en Humanidades que dio la prórroga, siendo una autoridad universitaria, y la UNAM una autoridad y ente público, por lo que les aplica la ley federal del acto administrativo. ¡Qué barbaridad!

En la máxima casa de estudios del Derecho se viola la ley parcialmente a favor de una persona. Lo mejor, para que laven la ofensa es que reculen, por qué, ¿Qué autoridad moral tendrían para generar criterios jurídicos?”

[object Object]

¡PLOP!

“Sospechosismo” total, gritaría Chaguito Creel Miranda, ante tales aberraciones y cochupos jurídicos para beneficiarse entre cuates, utilizando un lugar que brindaría beneficios a algún otro estudioso e investigador… ¿Lorenzo se acostumbró a vivir bien y estar en la foto?

Parece que todo cambia, menos la corrupción… Ya que hablamos de las triquiñuelas de Pedrito Salazar Ugarte al frente del IIJUNAM, hoy circuló en correos y grupos de WhatsApp lo que con dolo y fuera de tiempo pretendió hacer al Dr. Enrique Cáceres Nieto, —al notificarle, fuera de tiempo y forma, pues ya no es el titular del Instituto— que desocupara el laboratorio, pues lo había designado para otro menester…

Lo anterior es el resultado del berrinche que le ocasionó el Dr. Enrique Cáceres, al evidenciar sus malos manejos y utilizar los recursos del Instituto para lucimiento personal… Las pruebas circularon en todos lados… y son una evidencia clara de lo que puertas adentro se cocina… Las vendettas y rabietas de la clase dorada en la UNAM, esos que se creen intocables…

[object Object]

Al preguntar a catedráticos activos en la UNAM, sus variadas respuestas convergen en un punto… Lorenzo Córdova Vianello perdió el camino y la decencia “endenantes”, pero para su regreso como investigador tuvo cómplices:

“Ay con Lorenzo, es una pena. Excelente profesor, pero ha perdido piso. Sus declaraciones tan penosas y su proceder, nada fundado ni motivado. Es muy triste como una mente tan brillante devino en esa sombra…”

“La nueva titular del IIJ de la UNAM, ni siquiera estudió en la UNAM, es gente de Lorenzo Córdova, todo suena muy hecho a propósito y para beneficio de algunos…”

“Si Lorenzo tuviera un poco de prudencia y fuera congruente, renunciaría a esa plaza… pero ya sabemos lo que es…”

“¿Violó normas internas? ¡Pues claro qué sí! Pero es entre amigos de alta alcurnia, no pasará nada…”

Algunos aventurados afirman que el Priismo es quien pretende meter a como dé lugar a Lorenzo en sustitución de Enrique Graue Wiechers, todo ello con la finalidad clara de las elecciones 2030, aunque con tamaño cartucho quemado, debió venderles espejitos y quimeras el gran jefe toro sentado para posicionar tan descabellada idea.

La pregunta obligada es: ¿Medicina se dejará quitar el trono? Ya ven que los buenos negocios solo los hacen desde ahí, muestras hay muchas y variadas…

[object Object]