PRILas inútiles renuncias de “Alito” y Mario Delgado.

PRILa cobardía de Alito