29 de noviembre de 2021 | 09:13

    AMLO y las manzanas de la 4T en Nayarit

    En el caso de las manzanas la culpa de que las podridas arruinen a sus vecinas la tiene el gas etileno. En la 4T los Echevarría contaminarán a la gente limpia.
    Presidente López Obrador y gobernador Navarro
    Compartir en

    Si hay un gobernador con fama de indecente ese es Antonio Echevarría García, de Nayarit. Su mala reputación —sí, de político chueco— la trae en los genes: su padre, Antonio Echevarría Domínguez, empresario marrullero, también gobernó pésimamente a los nayaritas. Quien lo dude, que pregunte en Tepic, Bahía de Banderas, Compostela

    El junior Echevarría García, quien mañana deja de ser gobernador, a pesar de su famita ha sido invitado por Andrés Manuel a formar parte de la 4T. Será, más que un escándalo, un duro golpe a la imagen del lopezobradorismo cuando se anuncie el nuevo cargo del nayarita.

    La 4T después de 2024

    Todos esperamos que el proyecto del presidente López Obrador tenga vida después del 2024, ya que de otra manera no se consolidarán las transformaciones.

    Pero, ni hablar, si la 4T desaparece en cuanto AMLO deje la presidencia, se deberá a algunos impresentables que, incomprensiblemente, el presidente de México ha sumado a su equipo. Veamos una lista sintetizada:

    • El ya mencionado Antonio Echevarría García, pronto exgobernador de Nayarit, quien de ninguna manera tiene prestigio de funcionario honesto.
    • Manuel Bartlett, director de la CFE, ni más ni menos que uno de los responsables del fraude electoral de 1988 contra el candidato presidencial de izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas; acusado, además, de numerosas artimañas para incrementar su patrimonio.
    • Isabel Arvide, cónsul en Estambul, Turquía; esta mujer, que jamás debió haber dejado el periodismo para incursionar en la diplomacia, solo ha protagonizado bochornosos episodios que lastiman a la 4T y a México.
    • Josefa Septembaaa González Blanco, embajadora en Reino Unido, quien fue despedida de la Secretaría de Medio Ambiente por abusiva —tuvo el descaro de detener un avión comercial porque se le hizo tarde—, ahora da pena con su presuntuosa pronunciación británica cuando se expresa en inglés.
    • Félix Salgado Macedonio, senador acusado de delitos sexuales.
    • Napoleón Gómez Urrutia, dirigente sindical en una industria, la minera, en la que jamás trabajó —papi le heredó el puesto—, acusado de toda clase de irregularidades.
    • Yeidckol Polevnsky, diputada, señalada por la propia dirigencia de Morena de haber desviado para su uso personal recursos del partido.

    Existen, también, otras personas de los sectores empresarial, político y sindical, que se han acercado con éxito a la 4T, pero que lo han hecho no por idealismo, sino buscando beneficios personales.

    Cito a uno de los lopezobradoristas más sinceros y honestos, Pedro Miguel, colaborador de La Jornada:

    La derecha estorba mucho, sí, pero en el momento actual carece de posibilidades para detener la transformación de México y no tiene, en lo inmediato, margen para emprender una contrarrevolución. El peligro de involución más serio proviene de la propia 4T y de su partido. El aparato gubernamental sigue plagado de intereses atrincherados que trabajan en contra del propio gobierno, en tanto que en Morena no será fácil superar los enconos internos generados tanto por la incapacidad de sus dirigentes para elevar la mirada de lo táctico a lo estratégico como por la colonización del partido por intereses locales que son herencia de la vieja manera de hacer política.

    Pedro Miguel, La Jornada, 30 de octubre de 2020

    La manzana podrida

    Se dirá que son minoría los funcionarios y las funcionarias de la 4T que se han echado a perder. Es cierto, pero también es verdad el dicho de que una manzana podrida echa a perder a todas las demás en el frutero.

    En el caso de las manzanas la culpa de que las podridas arruinen a sus vecinas la tiene el gas etileno. Como se sabe, las manzanas viejas emiten más etileno que las verdes. Es así que la excesiva concentración del gas acelera la maduración de toda la fruta alrededor de la que se ha arruinado. Una manzana mohosa también contagia a las manzanas en buen estado.

    Lo aconsejable, para no perder todas las manzanas, es deshacerse de inmediato de las descompuestas.

    Tristemente, eso es algo que AMLO no acostumbra hacer (Bartlett está en la 4T desde el inicio, sus escándalos no paran y sigue ahí tan campante) y, carajo, cuando el presidente llega a tirar manzanas con hongos (como en el justificado despedido de Semarnat de Septembaaa González Blanco), después inexplicablemente vuelve a recoger la fruta podrida (doña Septembaaa es ahora embajadora).

    Peor todavía, al presidente López Obrador, quién sabe por qué cálculos políticos, le da por sumar más manzanas echadas a perder, como el nayarita Echevarría.

    Seguramente Andrés Manuel confía en que no hay nada capaz de contaminar su propia pureza. Y tiene razón, el presidente no se echará a perder; tampoco los y las mejores entre quienes le rodean (Rosa Icela, Durazo, Sheinbaum, Román Meyer, el general Sandoval, el almirante Ojeda, Alcocer Varela y Tatiana), pero sobran personas corruptibles en los niveles medios del gobierno y algunas están inclusive en la parte alta de la estructura administrativa del gobierno federal.

    En Nayarit, también lo mejor de la 4T

    Por fortuna, si Nayarit ejemplifica lo peor que ha hecho la 4T (sumar impresentables como el pronto exgobernador Echevarría), en tal entidad también está lo mejor del lopezobradorismo, representado por un hombre honrado, un luchador social que viene de abajo, un idealista incorruptible como el doctor Miguel Ángel Navarro, quien mañana domingo tomará el control de la administración pública estatal con sede en Tepic.

    Ojalá Navarro no dude y haga de inmediato lo único que procede ante la sospecha de que hay en el cesto una manzana podrida: averiguar si efectivamente lo está. Si investiga al gobernador saliente y se demuestra su limpieza, quienes tenemos tan mala imagen de él deberemos disculparnos; si no, esto es, si resulta que hay irregularidades por denunciar, que así se haga, desde luego porque es lo correcto y lo legal, pero también para quitarle a la 4T una fruta podrida que podría descomponer a todo el equipo.