EN BREVE

¿Para quién o quiénes debe gobernar un presidente?

Independiente de las promesas o compromisos de campaña, un mandatario debe de atender las demandas de todas y todos sus gobernados.

Hoy vemos a un López Obrador, minimizar la capacidad de pensar y de elegir de la clase media, es decir, los clasemedieros no tenemos la capacidad de analizar y reconocer y el buen o mal trabajo de quienes están al frente de las administraciones; no tenemos esa sensibilidad para darnos cuenta, por nosotros mismos, si algo está funcionando o no.

Para AMLO, la clase media fue influenciada, se creyó lo del populismo, lo del falso mesías, lo del mesías tropical, la reelección.

Presidente, la clase media ha sacado adelante a este país en diversos momentos de crisis, la clase media señor presidente, paga impuestos, un alto porcentaje de su economía está en la formalidad, la clase media es la más vulnerable a los errores de las administraciones gubernamentales, subir un impuesto, incrementar la canasta básica, dejar de tener medicinas, robo, tipo de cambio, en fin todo.

En tiempos de pandemia la clase medía, la de los pequeños establecimientos, cómo un pequeño restaurante, una fonda, una cafetería, una papelería, entre otros, tuvo que cerrar por varios meses, echando mano de los pocos ahorros, si es que había para aguantar, la clase media, buscó la forma de no despedir a sus empleados.

The New York Times, publicó que en México muchos creen ser de clase media pero no es así, el 61% de la población se identifica como tal pero solo el 12% lo es.

Es decir que la mitad del país vive con un serio malentendido sobre su nivel de ingreso, confusión que comparten ricos y pobres por igual. El 84% de la población no tiene seguridad laboral o un sueldo que les permita satisfacer las necesidades de su familia, pero lo niega.

Negar la realidad, impide tener demandas políticas concretas y claras, por lo que es imperativo que el mexicano promedio deje de engañarse a sí mismo sobre su nivel de vida.

Para AMLO la clase media, es la aspiracionista y egoísta, que quiere triunfar a toda costa, me pregunto si tener aspiraciones es malo, si querer triunfar también está mal.

Ser mejores está en la naturaleza humana, ser mejores es la base de un país democrático que cree en las oportunidades, en la competencia, en ser mejores, en crecer.

Es por ello que un gobierno debe de pensar en todas y todos, no solo en algunos, hay que recordar de dónde sale el presupuesto para los programas sociales, de dónde salen los recursos también para los procesos electorales.

Ya basta de dividir, estamos a la mitad de la administración, es momento de hacer una pausa para reflexionar, AMLO dijo que hacía falta trabajar más en la CDMX, hace falta trabajar más en todo el país.

Por el bien de México