Bienvenidos amantes de la gastronomía. Es poco común que en nuestra dieta del día a día incluyamos conejo; es un poco “raro” (casi imposible) que en los mercados tradicionales o en las tiendas de cadena, encontremos carne de conejo, a menos que vayas a un lugar donde vendan comida “gourmet”, porque ahí ya no es tan difícil de encontrar. Esta es la razón por la que el conejo es considerado un alimento exótico.

Por eso celebro que la Alcaldía de Tlalpan lleve a cabo la 1era muestra gastronómicaLas delicias del conejo”, los días 18, 19 y 20 de noviembre. Pero antes de dar los detalles, pongamos el contexto.

Hay mucha gente que ve a este pequeño animal como una mascota, pero desde tiempos prehispánicos había sido parte de la dieta de los pueblos originarios, como el caso del pueblo azteca. En náhuatl (dependiendo la variante lingüística) al conejo se le dice “toxtli o tochtli”; su carne es muy apreciada en el centro y sureste del país, y lo podemos encontrar en infinidad de recetas regionales.

Por ejemplo el “Conejo adobado” del Estado de México, cuyo adobo se prepara a partir de chile pasilla, ajo, cebolla, jitomate, mejorana, orégano, tomillo, pimienta y comino. O también podemos encontrar “Conejo a la mandarina”, típico del estado de Michoacán, aprovechando la temporada de la fruta. ¿Qué le parece un “Conejo a la veracruzana”, que en el nombre lleva su denominación de origen; o “Conejo en Achiote”, una receta típica que mi mamá solía preparar.

En esta ocasión la Alcaldía de Tlalpan hace un esfuerzo por dar a conocer esta carne que no es tan utilizada dentro de nuestra dieta diaria, y que aporta de manera nutricional un alto contenido de vitaminas del Grupo B, las encargadas de disminuir en nuestro organismo el cansancio y la fatiga. También aporta selenio, que es un antioxidante que protege a nuestras celular y contiene bajos niveles de colesterol, por lo que es excelente para gente que padezca de diabetes o de hipertensión, por su bajo nivel calórico.

“Las delicias del conejo” invita a disfrutar, conocer y apreciar este tipo de carne, y alentar su consumo de manera más regular. Habrá pláticas de gastronomía y de diferentes formas de preparar el conejo, también estarán participando escuelas de gastronomía y comerciantes locales. Todo durante los días 18, 19 y 20 de noviembre en la nueva “Plaza del Bolero” que se ubica sobre la calle de Moneda, en el centro de Tlalpan; para más precisos en contra esquina de la “Casa Frissac”, en un horario de 10:00 de la mañana a 8:00 de la noche, y lo mejor: la entrada es gratuita.

También ofrecerán el conejo ya preparado en diferentes versiones, como el clásico mixiote, en barbacoa, adobado y mucho más, así como venta de artesanías.

Esperamos que este tipo de eventos incentive a mercados y tiendas de autoservicio a colocar al conejo dentro de su oferta de carnes para su consumo regular, por todos los beneficios que trae, tanto a la salud, como a nuestro paladar, y que los gobiernos locales, estatales y el federal impulsen más el consumo de esta carne. Y ya saben a mayor demanda de producto, es probable que el precio del kilo de conejo baje; por ahora oscila entre los $150 y $170 pesos el kilo.

Ahora que si usted no es de cocinar pero sí le gusta el conejo, aproveche este fin de semana largo y dese una vuelta por el hermoso centro de Tlalpan, un oasis en medio del caos de la ciudad y déjese maravillar por el entorno, las casonas, la arquitectura y en esta ocasión, la gastronomía, no se arrepentirá.

¡Bon appétit!

Cat Soumeillera en Twitter: @CSoumeillera