Negocios

Banxico reduce tasa de interés a 4.25% a partir del 25 de septiembre

DineroMoisés Pablo / Cuartoscuro

La decisión del Banco de México ya había sido prevista por analistas y entrará en vigor el viernes de esta semana.

México.- El Banco de México (Banxico) reducirá su tasa de interés a 4.25 por ciento a partir del 25 de septiembre en concordancia con los riesgos por inflación, actividad económica y mercados financieros.

La Junta de Gobierno de Banxico reconoció que la actividad económica global ha mostrado recuperación y destaca la estrategia política de la Reserva Federal para mantener el estímulo monetario hasta que la inflación supere la meta del 2 por ciento.

Banxico señaló que tras la última decisión de política monetaria, el peso mexicano se apreció y las tasas de interés a corto plazo disminuyeron, mientras las de mayor plazo registraron ajustes menores. A la par que la actividad económica en el país mostró signos de recuperación en junio y julio pese al entorno de incertidumbre y riesgos a la baja.

El aumento de la inflación pronostica una afectación en los próximos 12 a 24 meses alrededor del 3 por ciento con efectos a la baja en:

  1. Ampliación de la brecha negativa del producto
  2. Menor presión inflacionaria global
  3. Medidas de distanciamiento reducirán demanda de servicios

A la alza

  1. Episodios adicionales de depreciación cambiaria
  2. Elevada persistencia de inflación subyacente
  3. Problemas logísticos y mayores costos asociados a medidas sanitarias

Considerando todos los factores, fue que la Junta de Gobierno de Banxico de manera unánime tomó la decisión de reducir en 25 puntos el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria hasta 4.25 y adelantó que la conducción de la política monetaria dependerá de la inflación y sus expectativas en la pandemia de coronavirus.

El objetivo del banco central de México es que la tasa de referencia sea congruente con la inflación, mientras se fortalecen los fundamentos macroeconómicos y adoptan acciones tanto en el ámbito fiscal como monetario para responder a los mercados financieros.