Economía de EU crece 1.7% en el segundo trimestre de 2012

El Departamento de Comercio divulgó el segundo de tres cálculos sobre el PIB estadounidense, modificando a la alza sus cifras estimadas, debido a un mayor gasto en los consumidores

La actividad económica en Estados Unidos creció entre abril y junio a un ritmo anual del 1,7 por ciento, dos décimas más que lo calculado inicialmente, según informó hoy el Departamento de Comercio.


La agencia gubernamental, que divulgó hoy el segundo de sus tres cálculos sobre el producto interior bruto (PIB) trimestral, ajustó sus cifras al alza debido, fundamentalmente, al mayor gasto de los consumidores y un gasto menor en las importaciones.


Durante todo el año pasado, el PIB estadounidense creció un 1,8 por ciento pero la actividad había alcanzado en el cuarto trimestre un ritmo de incremento anual del 4.1 por ciento. Luego, el ritmo bajó al 2 por ciento entre enero y marzo.


El ritmo de reactivación de la economía, casi tres años después de terminada la recesión más profunda y prolongada en Estados Unidos en más de siete décadas, no ha perjudicado las ganancias de las empresas, según el informe.


Aunque las ganancias empresariales, después del pago de impuestos y sin ajustes por inventario y consumo de capital, fueron en el segundo trimestre un 1,4 por ciento inferiores a las del trimestre anterior, han subido un 13.4 por ciento en un año.


El informe de hoy llega mientras el Partido Republicano celebra su Convención Nacional en Tampa, Florida, donde postuló a Mitt Romney como candidato presidencial, y pocos días antes de la Convención Nacional del Partido Demócrata en Charlotte, Carolina del Norte, que postulará a Barack Obama para la reelección.


En el debate electoral, los republicanos argumentan que la reactivación económica es débil y está mal gestionada por Obama, y los demócratas recuerdan que fue durante un Gobierno republicano que ocurrió la Gran Recesión de la cual el país sigue emergiendo de forma lenta pero sostenida.


Un segundo trimestre consecutivo de desaceleración en el crecimiento del PIB muestra que la mayor economía del mundo encara dificultades para expandirse mientras los consumidores siguen cautelosos y los empresarios siguen limitando su inversión y la contratación de más trabajadores.


Entre abril y junio, el poder de compra de los consumidores, ajustado por inflación, perdió ímpetu creciendo un 3,1 por ciento después de un incremento del 3,7 por ciento en el trimestre anterior.


A pesar de eso, la moderación en los consumidores -cuyo gasto equivale a casi el 70 por ciento del PIB en Estados Unidos- hizo que la tasa subiera del 3,6 por ciento en el primer trimestre al 4 por ciento en el segundo.


En el segundo trimestre, los sueldos y salarios aumentaron en 56.100 millones de dólares, comparado con un cálculo inicial de 56.400 millones de dólares. En el primer trimestre, las remuneraciones de los trabajadores habían crecido 133.500 millones de dólares.


El índice de desempleo se ha mantenido por encima del 8 por ciento durante más de 40 meses y la Reserva Federal sopesa la conveniencia de nuevas intervenciones que lleven a la actividad económica a un ritmo sostenible.

0
comentarios
Ver comentarios