Negocios

Peso inicia la semana con fuerte retroceso; dólar se vende en 23.72

El peso cierra la semana con gananciasLee Jae Won / Reuters

Luego de que la semana pasada el peso tuviera su mejor racha desde 1995, este 13 de abril pierde 40 centavos ante el dólar.

México.- El peso mexicano arranca la semana con un retroceso profundo en mercados cambiarios luego de que la semana pasada tuviera una buena racha, y este 13 de abril pierde casi 2 por ciento ante el dólar.

A media jornada, la divisa estadounidense se cotiza para operaciones al mayoreo en 23 pesos con 75 centavos por unidad, un incremento de 42 centavos, o 1.79 por ciento, en comparación con el precio de la jornada previa.

En ventanilla bancaria, el billete verde tiene un precio a la venta de 24 pesos con 13 centavos, mientras que a la compra se cotiza en 23 pesos con 19 centavos.

La moneda nacional había logrado la semana pasada su mayor apreciación desde la crisis económica de 1995, acumulando en cinco jornadas 6.60 por ciento de ganancias frente al dólar, el cual cerró en un precio de 23.33 el viernes pasado.

Acuerdo petrolero no favorece al peso

De acuerdo con un reporte de Reuters, este lunes puede observarse una depreciación generalizada en monedas emergentes debido a que el precio del petróleo no tuvo el incremento pronosticado por analistas tras el acuerdo de decenas de países para recortar 9.7 millones de barriles de su producción diaria.

Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, explicó que si bien el acuerdo alcanzado entre la OPEP y países petroleros que no forman parte del organismo resulta histórico, el recorte en la producción por casi 10 millones de barriles será insuficiente para acabar con la crisis energética.

“Debido a la crisis del coronavirus se estima que existe una sobreoferta petrolera de entre 20 y 35 millones de barriles diarios”, una cantidad muy por encima de lo recortarán los principales países petroleros del mundo.

En este acuerdo, México se comprometió a recortar 100 mil barriles diarios de producción aun cuando el resto de los países solicitaron un recorte de 400 mil barriles, equivalentes a 23 por ciento de la producción