VIDEO: Damián Alcázar muestra la verdadera cantidad de azúcar en un jugo 'de fruta’

Azucar en jugo de frutas
Una botella de néctar de fruta puede contener siete cucharadas de azúcar.Tomada de video

La campaña busca obligar a empresas a incluir en etiquetas una advertencia sobre el alto contenido de azúcar, grasa y sal en sus productos.

México.- Varios actores mexicanos se sumaron a la campaña ‘Etiquetado Claro Ya’, que busca obligar a las empresas a incluir información que advierta sobre el alto contenido calórico, graso, de azúcar o de sodio en sus productos.

Damián Alcázar, Mónica Dionne, Daniel Giménez Cacho y Claudia Lizaldi se unieron a esta iniciativa de la organización El Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria, grabando videos que ponen de manifiesto la necesidad del etiquetado.

En uno de ellos, Alcázar muestra la alarmante realidad de una botella de néctar de frutas, una bebida muchas veces percibida como más sana que sodas o refrescos, pero que en realidad contiene al menos siete cucharadas de azúcar.

Tras conocer el verdadero valor nutricional del producto, el reconocido actor apunta:

“Necesitamos etiquetados claros ya para saber si un es alto en azúcares, grasas saturadas, sodio o calorías, porque eso le hace daño a tu cuerpo”.Damián Alcázar

Alcázar agrega en la pauta que el consumo de estos productos está muy relacionado a la hipertensión, la diabetes, al obesidad e incluso diversos tipos de cáncer

Etiquetado frontal ha dado resultado en Chile

El Poder del Consumidor hizo un llamado al Congreso de la Unión para aprobar una reforma de ley que imponga un nuevo etiquetado frontal nutrimental en alimentos y bebidas donde se advierta de los riesgos en su consumo.

En la actualidad, los productos ya incluyen información sobre sus nutrientes, pero algunos expertos la consideran poco clara pues no declara abiertamente riesgos a la salud que implica su ingesta.

El etiquetado frontal con advertencias claras ya se utiliza en Chile, donde 17.7 por ciento de los productos etiquetados han pasado por un proceso de reformulación para disminuir sus azúcares, grasas y sodio.

Con ello, el etiquetado ha contribuido directamente a que las empresas elaboren productos menos dañinos para la población.

0
comentarios
Ver comentarios