Gobernador de Nayarit invita a Constellation Brands a mudarse a su estado

Antonio Echevarría invita a Constellation Brands
Antonio Echevarría GarcíaCuartoscuro

Antonio Echevarría García señaló a directivos de la empresa que en su estado cuentan con agua suficiente y se respeta el estado de derecho.

México.- El gobernador nayarita Antonio Echevarría García invitó a la compañía estadounidense Constellation Brands a instalarse en el estado, luego de que la ciudadanía de Mexicali votara en contra de la puesta en operación de una planta cervecera en aquel municipio de Baja California.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el mandatario de extracción panista expresó de manera oficial el deseo de que una comitiva de la empresa visite Nayarit a fin de conocer las ventajas que ofrece para la inversión extranjera.

“Después de la decisión tomada en Mexicali, de no aceptar la instalación de la planta cervecera de la empresa Constellation Brands, quiero hacer una invitación a los directivos de dicha compañía para venir a Nayarit y valorar la posibilidad de invertir en nuestro estado”.Antonio Echevarría García

Nayarit tiene la capacidad de agua suficiente para una planta cervecera: Antonio Echevarría

Antonio Echevarría García agregó en un segundo mensaje que Nayarit “tiene la capacidad de agua suficiente” para albergar una planta cervecera como la que, todo indica, no podrá abrir sus puertas en Mexicali, y agregó:

“Contamos con un marco jurídico que brinda garantías de seguridad y certidumbre para sus inversiones”.Antonio Echevarría García

“Nayarit es su casa y nosotros somos sus amigos; aquí siempre tendremos las puertas abiertas para empresarios que deseen invertir y generar empleos, que se vean reflejados directamente en la economía de las familias”, remató el mandatario.

¿Qué pasó con la planta de Constellation Brands en Mexicali?

Luego de años de protestas de ciudadanos mexicalenses, la Secretaría de Gobernación organizó los pasados 21 y 22 de marzo una consulta pública vinculante para decidir la puesta en operación de la planta que construye la empresa.

La compañía presentó como argumentos a su favor estudios que supuestamente demostraban que no afectaría de mayor manera la capacidad hídrica del municipio, cuya actividad económica depende en buena manera de la agricultura.

Activistas y académicos señalaron por su parte que la cervecera pondría en riesgo el agua no solo para la agricultura sino para el consumo humano.

Al final, tres cuartas partes de las personas votaron en contra de la planta, desatando una oleada de críticas de organismos empresariales, quienes desestimaron el ejercicio democrático por su baja participación (3.50 por ciento del padrón electoral) y advirtieron que la confianza de inversionistas extranjeros peligrará en el futuro.

0
comentarios
Ver comentarios