Negocios

Adiós, vaquero: Phillip Morris dice adiós a sus cigarros

Phillip Morris dice adiós a sus cigarros  

Philip Morris contempla un futuro libre de humo

Ciudad México.- La empresa tabacalera más importante del mundo quiere que ya no haya más cigarros en el mundo. Philip Morris México ha anunciado que buscan que en un futuro cercano ya no haya más cigarros tal cual los conocemos en las tiendas. Posiblemente el único lugar donde veremos cajetillas en un futuro será el museo, pues el fabricante anunció que buscarán dejar de vender sus cigarros de manera paulatina en México.

Con la campaña que se ha titulado “Futuro Sin Humo”, Philip Morris México busca impactar la salud de 15 millones de fumadores mexicanos y a más de 1 300 millones a nivel mundial. Además de parar la contaminación generada por la combustión del tabaco y el daño al medio ambiente que dejan las colillas.

Una de esas alternativas a la combustión pero que brinda los beneficios relajantes del tabaco es IQOS, un dispositivo desarrollado gracias a investigación científica de la propia Philip Morris. Este aparato calienta el tabaco a cierta temperatura para que libere las sustancias activas sin hacer combustión ni generar ceniza.

IQOS llega a México    

La idea de Philip Morris México es que en esta próxima década, la idiosincrasia del consumidor de cigarro evolucione de la combustión total del tabaco a sólo calentarlo con dispositivos como el IQOS. De esta manera se generaría un beneficio alto para los que fuman, pero también para los que no lo hacen pero reciben los daños colaterales del humo y la ceniza. Con IQOS, esos efectos residuales se eliminan por completo.

¿Dónde queda el negocio de Philip Morris México?

Este anuncio parecería ir en contra del propio negocio de Philip Morris México, sin embargo, la empresa tiene el objetivo de que en un futuro estemos libres de humo de cigarro y de esta manera se reinventa de acuerdo a la innovación científica. Para lograr esta meta, es necesario que México se una a otros países avanzados en el uso de alternativas a la combustión, que es dañina para los pulmones del consumidor.

El esfuerzo no sería sólo de parte de los consumidores y de los distribuidores que dejarían atrás una costumbre que ha acompañado al humano por más de un siglo: la del cigarrillo tal como lo conocemos. Philip Morris ha invertido más de 7.2 millones de dólares para desarrollar este tipo de productos, como el IQOS, que buscan dañar lo menos posible al consumidor.

De hecho, la página de IQOS tiene actualmente un reto en el fumadores mayores de edad pueden recibir de manera gratuita un IQOS 2.4 Plus por 15 días para probarlo y decidir si se quieren unir al cambio.