Negocios

Coparmex acusa que Paquete Económico 2021 criminaliza actividad empresarial

Gustavo de Hoyos. CoparmexRogelio Morales/Cuartoscuro

El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, acusó al gobierno federal de hacer un uso discrecional de los actos de fiscalización.

México.- El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, acusó que el Paquete Económico 2021 criminaliza la actividad empresarial además de desincentivar el empleo formal dado que la propuesta concentra tanto facultades como el ejercicio discrecional de los actos de fiscalización desde el gobierno federal.

La perspectiva del presidente patronal de la Coparmex es que existe una omisión en las modificaciones respecto al cumplimiento de las obligaciones fiscales en medio de la crisis económica que trajo consigo la pandemia de coronavirus, mientras se incrementaron los controles, lo cual afecta la seguridad jurídica de los contribuyentes.

Gustavo de Hoyos tildó como “agresivas” las reformas al Código Fiscal de la Federación, la Ley del IVA, ISR e IEPS, por lo que advirtió que se mantendrá alerta sobre cómo el Paquete Económico 2021 es presentado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a los legisladores, recupera El Financiero.

El presidente de la Coparmex, rechazó las atribuciones y facultades que se otorgarían al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para que asegurasen los bienes de los contribuyentes y terceros durante un ejercicio de comprobación.

El #PaqueteEconómico2021 considera una serie de modificaciones agresivas al Código Fiscal y a las leyes del #IVA #ISR Y #IEPS que perjudican al sector productivo y lastiman la formalidad. Aquí te explican nuestros expertos @jaleynadelapena @Reginaldo_EF @jlobatod y Patricia López pic.twitter.com/cZo3ASdCiP

— Coparmex Nacional (@Coparmex) September 21, 2020

Aunque la principal preocupación para el sector empresarial es la posibilidad de que se “criminalice” su actividad mediante la iniciativa del Paquete Económico 2021 al incrementar las consecuencias administrativas a penales, por lo que el empresario llamó a las autoridades a que concentren la reforma sólo en quienes incurren en prácticas fraudulentas.

Debido a la posibilidad de que se usen cámaras fotográficas, video y celulares que violen la privacidad de los contribuyentes durante la verificación de sus obligaciones fiscales, Gustavo de Hoyos consideró la medida como incurrir en una “eventual cacería de brujas”, así como los impedimentos para la devolución de impuestos, señala El Economista.