Acusa pintora sudafricana de robo al hijo del Presidente del TEPJF

Colette Wall acusó de prepotente a Jorge Belisario Luna Fandiño, hijo del Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandro Luna Ramos.

México, D.F.- Una denuncia ocurrida en 2007 revive ante la impunidad e inacción de autoridades competentes en la procuración de justicia en el país.

“Me permito comentar el problema y preocupación que me aqueja ante la prepotencia y abuso de Lic. Jorge Belisario Luna Fandiño” indicó ayer en el Club de Periodistas la pintora sudafricana Colette Louise Wall.

Acompañada de Mazwandile Jiphethu, Primer Secretario de la embajada de Sudáfrica, el pintor Hugo Zúñiga, el Sr Ignacio Suárez, representante  del Senador Carlos Sotelo, y el pintor Francisco Romero, denunció un caso grave de tráfico de influencias por parte del hijo del magistrado Alejandro Luna Ramos.

Alegó que hizo entrega de tres de sus pinturas, con valor en el mercado de 200 mil pesos, y que  Jorge Belisario Luna se negó a pagarlas e incluso devolverlas. La pintora sudafricana, llamó a su padre, el magistrado del TEPJF, Alejandro Luna Ramos quien le dijo que no podía involucrarse en los asuntos de su hijo.

Levantó un acta en el Ministerio Público por el delito de fraude cometido en su agravio y en contra de Belisario Luna.

La pintora se preguntó “¿Cuántos casos más habrá de abuso de este junior, quién pareciera alcahueteado por su Sr padre?  ¿Y si el Magistrado Luna Ramos no puede resolver un caso familiar que afecta a una ciudadana, como podrá resolver la calificación de la elección presidencial que afectará de una manera u otra a toda la nación?”.

El Primer secretario de la embajada de Sudáfrica, señaló su respaldo total a la pintura y externó su confianza en las autoridades mexicanas para resolver el caso. Sin embargo, el pintor Hugo Zúñiga  indicó que se trataba del robo de una obra de arte, robo amparado en la impunidad y el tráfico de influencias.

Por su parte, Ignacio Suárez cuestionó la indolencia de las autoridades de la PGJDF ya que la denuncia fue levantada en 2007 en la Delegación Álvaro Obregón y no ha tenido avances sustanciales y cuestionó la indiferencia o complicidad de autoridades ante este caso de abuso de confianza y robo.

0
comentarios
Ver comentarios