Nacional

Por congruencia y dignidad, Rosario Piedra debería renunciar a CNDH: Senadores

Rosario Piedra IbarraVictoria Valtierra / Cuartoscuro

Senadores que integran la Comisión de Derechos Humanos consideran que la comisionada no está cumpliendo con el encargo para el que fue elegida

México.- Senadores integrantes de la Comisión de Derechos Humanos, como el senador de Movimiento Ciudadano (MC) Juan Zepeda y el independiente Emilio Álvarez Icaza, dijeron que la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, debería renunciar porque no está cumpliendo al cargo.

Los senadores, de acuerdo con el periódico Reforma, se refirieron a los cortes “finos” de carne que encontraron colectivos feministas y familiares de víctimas de violencia que tomaron las instalaciones en Cuba 60 y exhibieron la comida gourmet que se les ofrece a funcionarios.

Ambos senadores señalaron que Piedra Ibarra actúa con incongruencia, su dirigencia ha estado llena de escándalos y ha hecho inefectiva a la CNDH.

El experredista Zepeda dijo que la ombudsperson actúa como “porrista” del presidente Andrés Manuel López Obrador y a pesar de que presumía que también había aplicado la austeridad en el organismo, su discurso está “hueco”, de acuerdo con Reforma.

Álvarez Icaza también resaltó la incongruencia de Piedra Ibarra y además señaló la indiferencia con la que ha tratado a las víctimas y sus familias.

Zepeda, Álvarez Icaza y la presidenta de la Comisión en el Senado, la panista Kenia López, coincidieron en que Rosario Piedra debe renunciar por dignidad y congruencia.

Colectivos y familiares descubren cortes “finos” en oficinas de CNDH

Luego de la toma de familiares de víctimas que han sufrido violación a sus derechos humanos y colectivos tomaron las instalaciones de la CNDH en Cuba 60, en el Centro Histórico, las ocupantes descubrieron en el refrigerador cortes “finos” que se les sirve a funcionarios.

A través de videos y en la vía pública, las manifestantes dieron a conocer la comida que tenían guardada, entre ellos “cortes finos” de carne.

La CNDH aceptó que esa carne es parte del alimento que se le da a alrededor de los 50 funcionarios públicos que laboran en esas oficinas.