Urge Sela a proteger a América Latina de crisis externas

Caracas, 27 Feb (Notimex).- El Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (Sela) urgió hoy a construir una "arquitectura monetaria y financiera? para librar a los países del área de vulnerabilidades externas con repercusiones negativas sobre sus planes de desarrollo.

Al instalar la Reunión Regional sobre Arquitectura Financiera, el secretario permanente del Sela, José Rivera Banuet, presentó un informe para su análisis con propuestas destinadas a minimizar los impactos que podría generar la crisis global en la región.

?El actual contexto internacional es incierto y se anticipa ya que la economía mundial está a punto de entrar en una profunda desaceleración y en un escenario de débil crecimiento en los años próximos?, advirtió el economista mexicano.

Señaló que ?los países de la región están en medio de esta probable espiral descendente como consecuencia de debilidades en las naciones industrializadas como niveles insostenibles de deudas, frágiles sectores bancarios, alto desempleo y parálisis política?.

Abundó que ?el deterioro de las principales naciones desarrolladas y su lentitud para corregir los desequilibrios económicos, tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea, están en la base de reducidas expectativas de crecimiento económico?.

Indicó que hoy la región es tan dependiente de las materias primas como hace medio siglo, con precios muy sensibles al crecimiento mundial, por lo que el debilitamiento de la demanda mundial podría castigar los términos de intercambio de la región.

En su informe, el Secretariado Permanente del Sela realiza un recuento de la crisis de Estados Unidos de 2008 y las manifestaciones de la debilidad estructural del dólar.

Ambos factores han reproducido los problemas de un orden económico sustentado en esa moneda, además de altos niveles de endeudamiento y déficit internos y de la balanza de pagos, expuso.

Planteó que la construcción de una arquitectura monetaria y financiera para la región debe avanzar en tres pilares básicos: un Fondo Regional de Contingencia, un Espacio Monetario Regional y un Banco de Desarrollo Regional.

Dicho fondo debe tomar en cuenta que los países de la región concentraban activos por 760 mil millones de dólares a diciembre de 2011 y debe servir para utilizar medios internacionales de pago que apoyen a las economías de riesgos derivados de crisis.

El Espacio Monetario Regional, en tanto, requiere ser construido a diferentes velocidades, según sus distintos componentes, y en cada uno de ellos se debe aprovechar la experiencia acumulada por los mecanismos existentes en la región.

Así, la puesta en marcha en una primera fase de una Cámara Regional de Compensación debería nutrirse de los distintos mecanismos de compensación de pagos existentes y, en particular, del Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la ALADI.

El Banco de Desarrollo Regional, en tanto, debe ser autónomo y en ese sentido se destacan los intentos en la región por lograr esa nueva estructura, con el Banco del ALBA y el Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre).

NTX/PTZ/JWN/RCJ

0
comentarios
Ver comentarios