Mujica abre la posibilidad de poner medidas espejo a trabas argentinas

Montevideo, 26 feb (EFE).- El presidente uruguayo José Mujica reconoció hoy que las relaciones comerciales de su país con Argentina son "muy complicadas" debido a las restricciones impuestas por el Gobierno de Buenos Aires y abrió la posibilidad de establecer medidas espejo para proteger a sus industrias.

En declaraciones recogidas por el diario La República, Mujica indicó que el problema de las trabas comerciales con el país vecino es "muy delicado" y que pese a los esfuerzos que su Gobierno está realizando para negociar una solución, no deja de reconocer "la gravedad de la crisis que tiene el intercambio comercial con la vecina orilla".

En ese sentido, y pese a su "obligación" de considerar otros intereses en la relación con Argentina, Mujica indicó que su país también tiene un mercado interno en el que entran muchos productos argentinos y que a algunos industriales podría convenirles "que se pusieran topes".

"Lo tenemos que discutir. Algunos las llaman medidas espejo; aunque yo no soy partidario de ello, alguna cosa hay que hacer. El mercado interno tiene valor", indicó Mujica.

Además, el presidente se refirió a las empresas que no tengan más salida para sus productos que venderlo en Argentina, por lo que consideró el análisis de algún tipo de "proteccionismo especial" para permitir que sobrevivan.

"Es un asunto complicado que debe ser analizado renglón por renglón y rubro por rubro. Esto no se arregla con consignas", dijo.

Aún así, el mandatario rechazó denunciar a Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), tal y como habían pedido los industriales uruguayos, porque es un pedido que no considera el "balance global" de las relaciones.

"Algunos señores industriales piden que el Gobierno uruguayo denuncie la situación ante la OMC, pero seguramente tampoco han hablado con los interesados en el turismo, me parece que para tener políticas con Argentina hay que hablar con ellos; tampoco han consultado a quienes manejan cuestiones inmobiliarias que, a ojos vista, de ese origen es la primera fuente de inversión, y tampoco debieron de haber consultado al mundo de los servicios", cuestionó Mujica.

Así, el mandatario se mostró "espantado" por "la enorme ingenuidad" del empresariado uruguayo ante este problema, ya que pese a tener razones para "rezongar", a veces hace propuestas "que no las piensan".

0
comentarios
Ver comentarios