Nacional

PAN compara a AMLO con Maduro; acusa de interferencia en elecciones con ataque al INE

Kenia López RabadánCuartoscuro

La senadora Kenia López Rabadán le dijo al presidente AMLO que su obligación es administrar no interferir en las elecciones.

México.- El Partido Acción Nacional (PAN) comparó a AMLO con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, debido a que el mandatario buscaría interferir en las elecciones de México tras el “ataque” al Instituto Nacional Electoral (INE).

El político tabasqueño acusó al INE de ser muy costoso pese a que “nunca” garantizó elecciones libres, además de señalar que al igual que otros organismos, no son conocidos por la gente. En ese sentido, López Obrador dijo que se volverá en “guardián” para evitar la comisión de un fraude electoral durante los próximos comicios.

La senadora panista Kenia López Rabadán indicó que los presidentes no deben ni pueden meterse en las elecciones y cuestionó los motivos por los cuales interferiría en aquellas, sugiriendo si acaso pretendía “comprar voluntades”, por lo cual tildó el mensaje de AMLO como un signo de un mensaje autoritario.

PAN acusa a AMLO de aspiración autoritaria

López Rabadán le recordó al presidente su obligación “administrar”, algo que considera no ha hecho a dos años de haber ganado la contienda electoral de 2018.

“Nos recuerda esta obsesión como la han tenido en Venezuela (…) es un símil de Maduro o de Hugo Chávez y aquí en México no se lo vamos a permitir”Kenia López Rabadán. PAN

Los Presidentes en México y en el mundo no deben meterse en las elecciones.

¿Para qué se va a meter en las elecciones? ¿Para que gane MORENA?

Es una vergüenza lo que ha dicho AMLO y no se lo vamos a permitir.

Es claro que el INE funciona. pic.twitter.com/0dGKKBMNPn

— Kenia López Rabadán (@kenialopezr) June 22, 2020

Por su parte, el senador Damián Zepeda señaló que al afirmar que el INE no garantiza elecciones limpias sugiere que la propia contienda de Morena no lo fue, por lo que concluye que la verdadera intención del presidente es el dominio absoluto del Estado mexicano al invalidar al organismo electoral.