¿Qué hacer si tu hijo desaparece? ¿Dónde acudir, cómo reportarlo?

Niños Desaparecidos CDMX
Alerta AmberPixabay

Es importante que los padres y tutores sigan ciertas recomendaciones que se especifican en la llamada Cartilla Amber

El robo, secuestro y extravío de niños en México ha aumentado considerablemente en los últimos años. La difusión en medios y redes sociales ha servido dar con el paradero de gran cantidad de menores, y para lograrlo es importante que los padres conozcan cada uno de los pasos a seguir para su localización.

Las autoridades mexicanas han adoptado las medidas especificadas por el programa internacional llamado Cartilla Amber. Los padres y tutores de menores de 18 años deben tomar en cuenta las recomendaciones para evitar cualquier incidente.

Es importante colocar en un sobre, portafolio o folder un acta de nacimiento, identificación y una fotografía actualizada del niño. También se recomienda tener sus huellas dactilares, y estas se pueden obtener colocando la yema de los dedos sobre un cojín de sellos y posteriormente imprimir sobre papel.

Los padres deben contar con muestras de ADN, como un puño de cabello, algunas uñas, un diente o utilizar un cotonete que previamente haya sido frotado en la parte interna de la mejilla. De igual manera se recomienda agregar teléfonos de emergencia de familiares y conocidos.

En casos de extravío de menores, se debe acudir al Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea), ubicado en Dr. Andrade 103, en la colonia Doctores. Esta institución trabaja directamente con el Ministerio Público, e instancias de asistencia social y médica.

El servicio de Locatel también está facultado para recibir llamados de emergencia por robo o extravío de menores y adultos. De presentarse un caso de este tipo es importante llamar al 5658-1111, y proporcionar los datos que soliciten las autoridades.

La Alerta Amber es la herramienta que se ha utilizado para la localización de menores en la Ciudad de México. Esta se realiza en un formato que contiene la foto y los datos específicos de los niños, y que posteriormente se distribuye en medios de comunicación y redes sociales.

0
comentarios
Ver comentarios