Reos suspenden un motín en una cárcel de Nicaragua y liberan al director del penal

Managua, 24 feb (EFE).- Un grupo de reos que inició hoy un motín en una cárcel del norte de Nicaragua suspendió la revuelta y liberó al director del centro penal, quien permaneció varias horas retenido y sufrió golpes y pedradas, informaron diversas fuentes.

Inés Elías Rocha, director de la cárcel Puertas de la Esperanza, ubicada en el municipio de Estelí, a 146 kilómetros al norte de Managua, dijo a periodistas que fue liberado tras casi seis horas de negociación con los reos, quienes reclaman mejores condiciones en la prisión.

El jefe de ese centro penitenciario afirmó que sufrió golpes con piedras cuando fue retenido por un grupo de reos, sin embargo, aseguró que ya la situación ha llegado a "un feliz término", tras alcanzar acuerdos preliminares entre las partes.

El funcionario explicó que el motín se originó por una reyerta entre reos de dos pabellones rivales, que dejó al menos catorce heridos, según dijo a Efe el delegado en Estelí de un organismo defensor de los derechos humanos.

Rocha, quien fue retenido cuando intentaba dialogar con los reclusos para acabar con el motín, detalló en rueda de prensa que durante el suceso los reos incendiaron un aula de estudios en el centro penal.

"Les dije que no era la actitud correcta la que estaban tomando", relató el funcionario.

El delegado municipal en Estelí del no gubernamental Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), Alberto Rosales, confirmó a Efe que la situación en el penal se ha normalizado y que la revuelta dejó al menos 14 personas con heridas leves.

Los privados de libertad se amotinaron este viernes en la cárcel Puertas de la Esperanza, en Estelí, alrededor de las 09.00 hora local (15.00 GMT), según las autoridades.

El Ejecutivo nicaragüense envió agentes antidisturbios y efectivos del Ejército al penal para mantener el orden en los alrededores del lugar.

Los reos, tras suspender el motín, mantienen negociaciones con las autoridades de la cárcel Puertas de la Esperanza, y exigen, entre otras cosas, la destitución de dos funcionarios, a quienes acusan de cometer constantes abusos.

El activista de derechos humanos explicó que los presos también demandan mejor alimentación, equipos para practicar deportes y televisión por cable.

En esa prisión hay 838 personas recluidas, precisó a medios oficiales el viceministro de Gobernación, Carlos Nájar.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, aseguró hoy que el sistema penitenciario de este país "está saturado" con unos 7.000 reos.

El portavoz de la Policía nicaragüense, Fernando Borge, admitió a periodistas que en las celdas preventivas hay "dificultades".

El motín en el centro penal nicaragüense se da nueve días después de que un incendio en una cárcel del centro de Honduras matara al menos a 360 personas, en una de las peores tragedias carcelarias registrada en los últimos años.

Además, el pasado fin de semana, en el penal de Apodaca, México, murieron 44 presos tras una riña en la que otros 30 reclusos escaparon.

0
comentarios
Ver comentarios