15 de octubre de 2021 | 14:39
México

Muere pescador tras trifulca con protectores de vaquita marina

El pescador Mario García murió tras una trifulca con protectores de la vaquita marina de Sea Shepherd.
Mario García. Pescador
Compartir en

México.- Un pescador murió tras una trifulca con protectores de la vaquita marina en la comunidad de San Felipe, Baja California, el pasado jueves 31 de diciembre cuando la panga en la que viajaban se impactó contra el barco de Sea Shepherd en aguas del Alto Golfo de California.

El hombre fue identificado como Mario García Toledo de 55 años, quien era conocido entre la comunidad de pescadores como ‘Güero Coyote’ por vender producto fresco del mar en la orilla de la playa, además de ser oriundo del estado de Sonora, recupera el diario Excélsior.

De acuerdo con la organización Sea Shepherd, la colisión entre la panga y su barco Farley Mowat, ocurrió cuando otras embarcaciones pesqueras les atacaron, versión que respalda la Secretaría de Marina de México (Semar) la cual constató que los protectores de la vaquita marina llevaban a cabo labores de vigilancia y protección.

La Semar detalla que la organización estaba realizando maniobras para salir del área cuando una panga con 2 pescadores se les cruzó en la ruta de navegación, provocando el impacto, donde resultaron ambos heridos cuando la panga se partió por la mitad, puntualiza la BBC.

Familia de pescador muerto exige no haya impunidad

El titular de la Secretaría de Salud estatal, Alonso Pérez, confirmó la muerte del pescador Mario García el domingo 3 de enero en el Hospital General de Mexicali, Baja California, “en muy malas condiciones”, debido a que presentaba fracturas en la cadera, pelvis e inestabilidad de la vejiga.

El hermano de la víctima, Agustín Toledo, exigió a las autoridades mediante las redes sociales que su muerte “no quede impune”. El otro pescador que resultó herido, se encuentra estable, recoge la agencia AFP.

La trifulca entre pescadores y protectores de la vaquita marina ocurrió cuando los segundos recogían redes de pesca, siendo agredidos por artefactos explosivos de fabricación casera. La Semar indica que los ambientalistas brindaron auxilio a los pescadores, pero los familiares afirman que las víctimas fueron embestidas de forma intencional.

Los protectores de Sea Shepherd subieron al barco a ambos pescadores y solicitaron el auxilio de la Semar debido a que otros pescadores se congregaron amenazando a los activistas, quienes han sido constantemente hostigados por pescadores clandestinos en la zona de protección de la vaquita marina.