Nacional

Atiende IMSS solicitud de SFP por compra a hijo de Bartlett; destacan que no pidió anticipo

Zoé Robledo junto al presidente AMLO.Andrea Murcia/Cuartoscuro

El expediente de compra se compone de más de 600 páginas y la respuesta a Función Pública se entregará en los próximos días, señaló Zoé Robledo

México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ya atiende el requerimiento realizado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) respecto a la compra de 20 ventiladores a sobreprecio de su delegación en el estado de Hidalgo a una empresa de León Manuel Bartlett, hijo de Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En la conferencia mañanera del presidente AMLO, el director general del IMSS, Zoé Robledo, confirmó que el pasado lunes 4 de mayo recibió la solicitud de información por parte de la SFP. De acuerdo con el funcionario federal, el expediente de actuación de la delegación del IMSS en Hidalgo cuenta con más de 600 páginas y varios tomos, por lo que la respuesta se complementará de manera oficial en los próximos días. 

En cuanto a los criterios que sustentaron la adjudicación directa a la empresa de Cyber Robotic Solutions, que vendió cada unidad en n millón 550 mil pesos, Robledo destacó, por ejemplo, que la empresa de de Bartlett Jr. no pidió un anticipo, además de que se cumplió con la premisa de entrega inmediata. 

"Hay empresas que piden adelantos, anticipos, hasta del 100 por ciento y sin fianza. Eso no es posible porque alguien puede desaparecer. En este caso no era así, no había petición de anticipo"Zoé Robledo. Director general del IMSS. 

El funcionario federal también destacó la marca, modelo, y posibilidad de reparación como otros de los criterios a tomar en cuenta para la decisión de la adquisición. 

El contrato del IMSS a Bartlett Álvarez fue por adjudicación directa y los ventiladores fueron elaborados por la empresa mexicana Imágenes y Medicina S.A. de C.V., por lo que no hubo gastos de importación en la operación.

El modelo comercializado es un Matisse y el gobierno federal los clasifico como ventilador pediátrico de adulto.

En comparación con otras adquisiciones, la operación tuvo un sobreprecio de entre 700 y 800 mil pesos. Respecto a los ventiladores comprados a la empresa suiza Hamilton, por gestión del presidente estadounidense Donald Trump, la diferencia superó el millón 100 mil pesos.