Nacional

Peña Nieto ha sido el peor presidente priista: Labastida

Fransisco Labastida OchoaGalo Cañas / Cuartoscuro

El excandidato presidencial también criticó la gestión de Alejandro Moreno Cárdenas al frente del partido

México.- El excandidato presidencial Francisco Labastida Ochoa declaró que Enrique Peña Nieto ha sido el peor mandatario emanado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al tiempo que pronosticó “una muerte anunciada” para el instituto político que controló al país por buena parte del siglo XX.

El político sinaloense concedió una entrevista al diario La Jornada, donde apuntó que el sexenio de EPN (2012-2018) estuvo marcado por una marcada “frivolidad” y “corrupción” que, al final, significó la derrota del PRI en las urnas ante el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Militante del tricolor desde 1964, Labastida Ochoa también criticó al actual presidente del partido, Alejandro ‘Alito’ Moreno Cárdenas, por modificar los estatutos y darse más facultades en la toma de decisiones.

En este sentido, recordó que no es la primera vez que muestra su desacuerdo con alguna dirigencia priista, pues en su momento también criticó la presidencia de Humberto Moreira, quien hizo "mucho daño al partido” como ahora lo hace moreno Cárdenas.

“Cuando llegó a la actual dirigencia Alito, yo dije que el futuro del PRI era muy sombrío y que estaba en riesgo su supervivencia; Sigo pensando lo mismo y lo confirmo ahora con esas decisiones que concentran poderes en una sola persona”.Francisco Labastida Ochoa

Lamenta Francisco Labastida corrupción durante sexenio de Peña Nieto

Francisco Labastida también calificó como “lamentable” y “doloroso” que haya tantos priistas involucrados en actos de corrupción tanto del gobierno de Enrique Peña Nieto como de administraciones locales.

Por ello, no dudó en señalar que “el presidente Peña era el peor que había tenido el partido”, citando “múltiples evidencias” de sus limitaciones y errores como la mala selección de candidatos a gobernador y en general de los colaboradores de su gabinete “con honrosas excepciones”.

Asimismo, condenó “la frivolidad con la cual se manejó el gobierno, la superficialidad, la falta de diagnóstico y de seriedad para manejar las cosas”.

Con este escenario, consideró difícil que el PRI pueda recuperar el primer lugar en la preferencia del electorado, “sobre todo si va por el camino equivocado” e insiste en apostar por el protagonismo de unas cuantas figuras por encima del trabajo de base con la militancia.