Nacional

FGE solicitará extradición de Genaro García Luna

Genaro García Luna será trasladado a cárcel de Nueva YorkRodolgo Angulo / Cuartoscuro

El proceso de extradición de García Luna iniciaría luego de que un juez emitió una orden de aprehensión por enriquecimiento ilícito

México.- La Fiscalía General de la República (FGR) solicitará a Estados Unidos iniciar con el proceso de extradición del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, luego de que un juez del Edomex emitiera una orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en el delito de enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con medios nacionales, funcionarios de la FGR indicaron que una juez federal del Estado de México otorgó la orden de captura porque el exfuncionario no demostró el origen de 27 millones de pesos que fueron utilizados para la compra de bienes inmuebles en México.

La orden de aprehensión habría sido emitida el pasado 27 de noviembre y detallaron que no es la única investigación contra Genaro García Luna, pues también hay una carpeta iniciada tras su detención en Estados Unidos, porque habría recibido sobornos a cambio de otorgar protección al Cártel de Sinaloa.

Según la ley vigente en la materia, una vez que la FGR solicite a la cancillería iniciar el proceso de extradición, la SRE deberá comunicarse con el gobierno de Estados Unidos, quien mantiene detenido a García Luna desde diciembre del año pasado por un juicio donde enfrenta cargos por su supuesta relación con el crimen organizado. 

Los funcionarios de FGR aclararon que el exsecretario primero deberá enfrentar dicho juicio en Estados Unidos y después se decidirá si lo extraditan o no a México.

Sobre la última audiencia en Estados Unidos realizada el pasado 7 de octubre, García Luna se declaró “no culpable” de los cinco cargos que se le imputan, entre ellos, participar en un proyecto criminal continuado y de conspiración para la importación de cocaína; la siguiente audiencia será el 7 de diciembre.

Cabe recordar que el exsecretario de Seguridad mexicano fue arrestado en diciembre de 2019 en Dallas, Texas, acusado de narcotráfico y de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa, mientras era secretario de seguridad en México durante la presidencia de Felipe Calderón.