Nacional

"Ante amenazas, Enrique Alfaro no estás solo": AMLO

Andrés Manuel López ObradorCortesía

El presidente externó que el gobernador de Jalisco cuenta con el apoyo del Gobierno federal.

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó hoy 16 de julio que no se dejará intimidar y tampoco dejará solo al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, ante las amenazas de las que fue víctima.

En conferencia de prensa en Zapopan, y tras la reunión de seguridad, el mandatario federal subrayó que el gobernador jalisciense cuenta con el apoyo del Gobierno federal y le externó que "estamos juntos para enfrentar el desafío" de la violencia.

El pasado 2 de julio, el Centro Nacional de Inteligencia informó a Enrique Alfaro de amenazas en su contra por parte de presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que encabeza El Mencho.

Ante ello, López Obrador advirtió que su gobierno continuará combatiendo a la delincuencia "y no vamos a dejarnos intimidar y nos vamos a proteger mutuamente", por lo que se seguirá respaldando a los gobiernos municipales y estatales.

"En este caso de Jalisco ante amenazas, intimidaciones, le decimos al Gobernador Enrique Alfaro que no estás solo"AMLO

Gobierno no pactará con delincuentes: AMLO

En un cuartel de la Guardia Nacional en Jalisco, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró categórico que su Gobierno no pactará ni negociará con los delincuentes.

En su respaldo al gobernador Enrique Alfaro, subrayó que respetando los derechos humanos, "con estricto apego a la ley", se perseguirá a todos aquellos que participan en actividades ilícitas.

"No es con masacres como se resuelve este problema. Va a ser con más inteligencia que fuerza, vamos a seguir combatiendo la delincuencia"AMLO

AMLO subrayó que en las administraciones pasadas, no se sabía dónde terminaba la autoridad de dónde comenzaba la delincuencia y se tenía que pintar una raya, "se tenía que fijar una frontera, una cosa la delincuencia y otra cosa la autoridad".

Incluso, comentó, se había llegado al extremo de que se vendían las plazas "para que los delincuentes actuaran con manga ancha y con impunidad", lo que afectó no solo la actuación del Poder Ejecutivo, sino también del Poder Judicial, tantos en los estados como en la Federación.