Embarazos en menores de 15 años son resultado de violaciones y uniones forzadas

embarazo adolescente niñas violencia sexual
Mujer embarazada.Cuartoscuro

Autoridades federales del Sipinna también señalaron que el embarazo adolescente es resultado de uniones forzadas

México.- La titular del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud (SSa), Karla Berdichevsky, señaló que la problemática del embarazo adolescente se invisibiliza en mayor medida cuando son niñas menores de 15 años, pues las causas son violaciones sexuales o uniones forzadas.

Durante el conversatorio digital “¡Niñas sí, madres no! Embarazo temprano, una consecuencia de la violencia de género”, la funcionaria dijo que en casos de violación a niñas, de acuerdo con la Norma 046, las víctimas tienen derecho a que las autoridades les den atención integral y se garantice el acceso al aborto seguro, en los 32 estados.

En el evento convocado por la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), también participó la directora general de Estudios Sociodemográficos y Prospectiva del Consejo Nacional de Población (Conapo), Maricruz Muradás e indicó que 9.4% de las adolescentes embarazadas de 15 años o más sufrieron abuso sexual.

Además 36.5% no planeaba tener relaciones sexuales y 17.5% no sabía de métodos anticonceptivos o dónde obtenerlos. El Sipinna explicó que con base en la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo de Adolescentes (Enapea), se está diseñado de manera conjunta una estrategia con el mensaje único ‘Yo Decido’, para empoderar a las adolescentes con educación sexual integral, conocimiento de derechos, que lleve a decisiones asertivas para sus proyectos de vida.

La directora general de Elige Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, Valeria Vásquez recordó que los derechos sexuales y reproductivos de niñas y adolescentes deben ejercerse en un marco de acceso a salud integral, oportunidades educativas de calidad y educación sexual, entre otros factores.

Al final del conversatorio, la directora general de Comunicación e Información de la Mujer, Lucía Lagunes Huerta insistió en “¡Niñas sí, madres no!”, pues de lo contrario afecta en el desarrollo de la salud, educación y bienestar; así como en la vida concreta de las niñas y su evolución en el país. 

0
comentarios
Ver comentarios