Nacional

"El Marro" está debilitado y vive en una casa a medio construir: Alfonso Durazo

Alfonso Durazo.Presidencia/Cuartoscuro.

El titular de la SSPC dijo que contrario a los tiempos de gobiernos anteriores, los criminales ya no viven en mansiones y batallan para sus gastos. 

México.- El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, aseguró que José Antonio Yépez Ortiz, "El Marro", señalado como supuesto líder del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL) en Guanajuato, está batallando para "pagar la nómina" y vive en una casa a medio construir

En declaraciones al diario La Jornada tras la visita del presidente AMLO a la refinería de Salamanca, Guanajuato, Durazo Montaño se refirió a uno de "líderes criminales" del estado, de quien dijo se encuentra en un momento complicado para seguir manteniendo sus operaciones, tanto por sus disputas con grupos delincuenciales rivales, como por la estrategia de seguridad implementada por el gobierno federal. 

Advirtió que los delincuentes ya no viven con los lujos a los que estaban acostumbrados en gobiernos anteriores, y reiteró el compromiso de la dependencia a su cargo por colaborar en la pacificación del país. 

"Uno de los líderes de las organizaciones criminales más importantes del estado ya no está en su casa con alberca, ya está en una casa a medio construir, batallando para cubrir la nómina"Alfonso Durazo. Titular de la SSPC.

Recordó que el CSRL es una escisión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y que parte de su actual debilitamiento es que algunos de sus miembros han regresado a la organización de origen, o han decidido formar grupos paralelos. 

"Entonces parte de la problemática en el país es la fragilidad de las alianzas de las organizaciones criminales, ya no hay honor entre ladrones”Alfonso Durazo. Titular de la SSPC. 

"El Marro" es considerado el principal líder criminal en el estado de Guanajuato. El pasado mes de junio, un operativo especial de autoridades estatales y federales logró la detención de más de 20 presuntos miembros del CRSL, entre los que se encontraban la propia madre de Yépez Ortiz. Debido a fallas en el debido proceso, un juzgado resolvió la liberación de la mayoría de los detenidos por el operativo.