El Consejo de Derechos Humanos de la ONU considerará un nuevo texto de condena a Siria

Ginebra, 27 feb (EFE).- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU considerará este martes un nuevo texto de condena a Siria por "las sistemáticas violaciones de los derechos humanos" en una resolución que también urgirá a Damasco a autorizar la entrada de ayuda humanitaria.

El borrador del texto al que tuvo acceso Efe se ha elaborado por iniciativa de Turquía, país vecino especialmente preocupado por la espiral de violencia en Siria, y cuenta con el respaldo de Estados Unidos, de la Unión Europea (UE) y de la Liga Árabe.

El texto servirá de base al "debate urgente" convocado en el marco de la XIX sesión ordinaria del Consejo después de que la comisión independiente de investigación difundiera la semana pasada su segundo informe, en el que constató que los crímenes contra la humanidad cometidos para reprimir las manifestaciones antigubernamentales responden a una "política de Estado".

En el borrador se expresa "la grave preocupación por el deterioro de la situación en la República Árabe de Siria, en particular por las continuas violaciones de los derechos humanos y el uso de la violencia por parte de las autoridades contra su población".

Esto ha generado una "crisis humanitaria" por "la falta de acceso a alimentos básicos, medicamentos y combustible", según se afirma en el texto, en el que se denuncian además "las amenazas y los actos de violencia contra el personal médico, los pacientes y las instalaciones hospitalarias en algunas áreas" del país.

En este sentido, los promotores de la resolución exigen "el cese de toda la violencia y la autorización a un acceso libre y sin obstáculos a la ONU y a las agencias humanitarias para que lleven a cabo una evaluación de las necesidades en Homs y otras áreas".

También piden "que se permita a las agencias humanitarias entregar bienes y servicios de auxilio a los civiles afectados por la violencia, especialmente en las ciudades de Homs, Deraa, Zabadani y otras ciudades sitiadas por las fuerzas sirias de seguridad".

Por expreso deseo de Ankara, el texto "reconoce el grave y creciente peso que soportan los vecinos de Siria en la acogida de refugiados" y expresa "el compromiso para facilitar el respaldo apropiado y la asistencia necesaria" para recibirlos.

En la iniciativa que se someterá el martes al Consejo de Derechos Humanos, se atribuye la difícil situación humanitaria al uso por parte del régimen de Bacher el Asad de "artillería pesada y tanques para atacar zonas residenciales en pueblos y ciudades".

Estos ataques, se afirma, "han causado la muerte de miles de civiles inocentes, una destrucción generalizada, decenas de miles de sirios tan tenido que huir de sus casas y han creado un sufrimiento generalizado entre el pueblo sirio".

El texto reitera asimismo la condena por "las ejecuciones sumarias, el asesinato de manifestantes, activistas de derechos humanos y periodistas, las detenciones arbitrarias, las desapariciones forzadas, la interferencia con la atención médica, y la tortura y los abusos sexuales, incluso en el caso de niños".

Cuando se convocó este debate urgente por iniciativa de Qatar y otros países del Golfo Pérsico, la idea inicial era mantener una discusión "sin controversias", que "aunara el mayor consenso posible sobre la necesidad de detener la violencia", según declaró la presidenta del Consejo, la embajadora uruguaya, Laura Dupuy.

Hoy mismo, Rusia expresó su rechazó a considerar una resolución en el marco de este debate, que tiene prevista una duración de tres horas, pero que seguramente se prolongará debido al incremento de la presión diplomática y política contra el régimen de Damasco.

Aún se desconoce quién intervendrá en nombre de Siria, en un debate que debe terminar con una votación de la resolución, que podría celebrarse el mismo martes o, si no hay tiempo, el jueves.

0
comentarios
Ver comentarios