Nacional

Acceso al aborto legal debe ser un servicio esencial en contingencia por Covid-19 en México

Protesta por el aborto legal en México.Cuartoscuro

Organizaciones feministas aseguran que el confinamiento ha ocasionado aumento de las solicitudes de mujeres que deciden abortar

México.- En medio de la contingencia sanitaria por coronavirus Covid-19 que atraviesa México, organizaciones y colectivas feministas señalan que el acceso al aborto legal, seguro y gratuito debe ser un servicio esencial para garantizar el derecho a decidir de las mujeres.

Las colectivas que brindan acompañamiento a mujeres que deciden interrumpir su embarazo también han explicado los riesgos a los que se han enfrentado desde el inicio de la Emergencia Sanitaria, como la dificultad de trasladarse a la Ciudad de México para realizar el procedimiento legal o para adquirir los medicamentos y abortar.

En entrevista con SDPnoticias, Carolina Huerta de Aborto Legal México refirió que la situación actual ha dificultado su labor de acompañamiento por varias razones, entre ellas que laboratorios clínicos para confirmar la etapa del embarazo han cerrado, también se ha complicado el acceso al medicamento para abortar, así como su envío a otros estados.

“En el caso de la CDMX las clínicas privadas y públicas están dando atención reducida, como a la mitad de atención”.Carolina Huerta de Aborto Legal México

Por su parte, Oriana López de Fondo María expuso que en medio de la contingencia y debido a que el aborto no es legal en todo los estados del país, se ha vuelto poco factible viajar a la CDMX, además del riesgo de contagio de coronavirus. Otra dificultad que enfrentan las mujeres es que su derecho a decidir podría no estar apoyado por sus familias, con quienes están confinadas.

Pañuelazo en CDMX.Andrea Murcia / Cuartoscuro

Agregó que las mujeres también pueden estar enfrentado una situación de violencia al interior de sus hogares, condición que puede aumentar las violaciones, los embarazos no deseados y abortos, por lo que recordó que la opción más viable es la interrupción a través de pastillas con el procedimiento establecido por la OMS.

A nivel Latinoamérica, Aborto Legal México ha tenido contacto con mujeres de Perú, Argentina, Chile y El Salvador donde la interrupción del embarazo es ilegal y con condiciones de cuarentena obligatoria, ha ocasionado el aumento de abortos clandestinos lo que pone en riesgo la vida de las mujeres. En Estados Unidos, se han cerrado clínicas abortivas expresando que no son servicios esenciales de salud.

Debido al COVID-19, hemos implementado medidas para continuar apoyando el acceso al aborto seguro.

Pero esto implica tener gastos fuera de lo común. Con tu donativo, podremos continuar con nuestra labor y apoyar a las mujeres y personas que abortan✨ https://t.co/z0lPjTAr2tpic.twitter.com/12fxzSo59P

— Fondo MARIA (@FondoMARIAmx) April 13, 2020

Aumentan solicitudes de acompañamiento para abortar

Ambas colectivas aquí citadas afirmaron que al menos en el último mes -cuando comenzó el distanciamiento social implementado por la Secretaría de Salud federal por Covid-19- las solicitudes de acompañamiento de mujeres que deciden abortar han aumentado al doble por condiciones como falta de medicamento en sus estados o la imposibilidad de trasladarse a las entidades donde esta interrupción es legal, es decir, CDMX y Oaxaca.

Por ejemplo, Aborto Legal recibía de 3 a 5 mensajes a su cuenta de Facebook por día pero en los últimos días, las solicitudes han aumentado hasta 20 mujeres con situaciones desesperadas porque en sus casas con familiares que tal vez no las apoyan, no pueden hablar tranquilamente para obtener información u orientación acerca de su derecho a decidir.

“En Fondo María tenemos una sobrecarga de solicitudes, casi el doble de solicitudes, y debido a esto los procesos están siendo más lentos sobre todo para el seguimiento y nuestra capacidad de respuesta oportuna”.Oriana López de Fondo María
Protesta contra la violencia y por el aborto legalAndrea Murcia / Cuartoscuro

En este contexto, la organización a la que pertenece Carolina Huerta exige que las clínicas públicas sigan manteniendo el servicio del aborto con las medidas necesarias de prevención frente a la pandemia, y sea contemplado como un servicio de salud esencial que debe permanecer para las mujeres.

López por su parte recordó que la principal exigencia es que el aborto sea legal en todo el país pues de esta manera se evitarían complicaciones como los trasladados; así como garantizar acceso a información sobre el uso de medicamentos para abortar como “una campaña del aborto con medicamento que puede aligerar la carga de los servicios médicos”.

¿Cómo seguir la lucha por el aborto legal?

El confinamiento para prevenir contagios de Covid-19 ha pausado las protestas en las calles del movimiento feminista contra la violencia y por el aborto legal. Sin embargo desde redes sociales las organizaciones, colectivas y activista siguen denunciando casos de violencia contra las mujeres y también se han pronunciado por el fortalecimiento de redes de apoyo para enfrentar esta crisis.

“El hecho de no estar en las calles no quiere decir que estemos de brazos cruzados, estamos ayudando a interrupción segura del embarazo desde sus casas y también con redes de solidaridad entre mujeres que han perdido su empleo, que no pueden trabajar o que necesitan apoyo para enfrentar la violencia”.Carolina Huerta de Aborto Legal México
Protesta por el aborto legal.Fernando Carranza / Cuartoscuro

Oriana López resaltó que en un momento de auge del movimiento feminista, la contingencia sanitaria deja ver como el sistema “no está funcionando” y siguen actuando aspectos violentos contra las mujeres por lo que considera oportuno reconocer que “son las autoridades sanitarias quienes deberían regular el derecho al aborto de calidad, analizarlo desde el lado de la salud y el bienestar de las personas”.

Para seguir con las protestas pro este derecho de las mujeres, recomiendan hacerse presenten en las redes sociales, exigiendo justicia y compartido información veraz sobre el aborto, crear redes de acompañamiento porque “la lucha sigue desde nuestras casas”.