sábado 20 de julio de 2019 | 06:06
Nacional

Pegasus suplantó los dominios de los sitios Animal Político y Uno Noticias

Gabriela Hernandez jue 20 sep 2018 12:43
Presentación del informe #GobiernoEspía en el Senado
Presentación del informe #GobiernoEspía en el Senado
Foto propiedad de: Moisés Pablo / Cuartoscuro

A pesar de que el malware fue desactivado parcialmente en 2017, se tiene evidencia que podría haber 17 infecciones.

México.- El malware Pegasus utilizado para espiar sigue activo en México. Un reporte del Citizen Lab de la Universidad de Toronto descubrió que con esta herramienta se suplantó los dominios web de los portales de noticias Animal Político y SMS Uno Noticias.

Pegasus operó igual que la vez pasada cuando se utilizó para espiar a periodistas, activistas y sociedad civil: a través de un click en un enlace malicioso que se hace pasar por el portal original.

En junio de 2017, el diario The New York Times reveló que el gobierno mexicano usó ese malware para espiar los abogados de los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, a integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y a los periodistas Carlos Loret de Mola y Carmen Aristegui.

“A pesar de que el uso de esta herramienta de vigilancia en contra de activistas, periodistas y sociedad civil en México está plenamente documentado y ha generado reacciones internacionales y una investigación en curso, ‘esto no parece haber resultado en el término de las operaciones de Pegasus en el país’”, dice un comunicado de Red en Defensa de los Derechos Digitales.

La asociación indica que Pegasus, comercializado por la firma israelí NSO Group, en 2017 fue parcialmente desactivada en su infraestructura, sin embargo, meses después fue complementada en nuevos servidores. De acuerdo con evidencias hay 17 infecciones vigentes.

La asociación señala que NSO Group ha sido indiferente  para cooperar con la investigaciones de México sobre espionaje, por lo que "muestra que son falsas sus afirmaciones acerca de suspender sus servicios a clientes –en este caso, el gobierno mexicano– en casos donde hay una investigación penal en proceso”.

Notas relacionadas