lunes 24 de septiembre de 2018 | 11:10
Nacional

Senado aprueba donación de órganos automática para mayores de edad

Redacción SDPnoticias.com mié 04 abr 2018 10:26
Campaña de donación de órganos en el Zócalo
Campaña de donación de órganos en el Zócalo
Foto propiedad de: Leonardo Casas / Cuartoscuro

Los donadores podrán negar entregar su cuerpo si presentan un escrito; las reformas pasaron a la Cámara de Diputados.

México.- El pleno del Senado aprobó este 3 de abril la donación de órganos automática para mayores de edad, que indica que el cuerpo de una persona fallecida será donado total o parcialmente para trasplantes.

Estas reformas plantean que una persona tiene derecho a oponerse a dicha práctica, pero deberá presentar un escrito manifestando su negativa y así lo apruebe la Secretaría de Salud (SSA) en coordinación con otras dependencias.

Estas propuestas fueron aprobadas por 75 votos a favor, cero en contra y una abstención y forman parte de las reformas a la Ley General de Salud. La propuesta pasó a la Cámara de Diputados para ser discutida.

“La donación de órganos, tejidos, células y cadáveres, consiste en el consentimiento presunto o expreso de la persona mayor de edad para que, en vida o después de su muerte, su cuerpo o cualquiera de sus componentes se utilicen para trasplantes”, señala un comunicado del Senado de la República.

Las reformas, sin embargo, prohíben el consentimiento de donación por un menor de edad o incapaces para expresar su voluntad.

En el caso de una mujer embarazada que se ofrezca como donadora, sólo será admisible si el receptor está en  peligro de muerte y que no implique riesgo para ella o del producto de la concepción.

La reforma también indica que el Centro Nacional de Trasplantes y los centros estatales de trasplantes deben garantizar que el donador, receptor y familiares de ambos no deben conocer la identidad de los implicados.

Este proyecto de reforma forma parte de las modificaciones que se están haciendo a la Ley General de Salud. El pasado 22 de marzo el Senado aprobó la objeción de conciencia para personal médico y de enfermería, que permite que los trabajadores se nieguen en dar un servicio por considerarlo inmoral y poco ético.

Datos del Centro Nacional de Trasplantes indican que al 3 de octubre de 2017 había 21 mil 348 personas esperando un transplante.