Clemente Castañeda, senador del Congreso de la Unión por Movimiento Ciudadano, pidió un parlamento abierto para la discusión de la reforma electoral, tras la aprobación de la reforma secundaria en ese sentido.

El senador celebró el rechazo de la reforma constitucional en material electoral que impulsó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por lo que felicitó a los grupos parlamentarios por no hacer modificaciones a la constitución.

Sin embargo, Clemente Castañeda se dijo preocupado por la aprobación de la reforma secundaria, es decir, el Plan B de AMLO sobre la reforma electoral, quien anticipó el rechazo de la oposición.

El senador dijo “la mejor reforma electoral en este momento es la que no existe, es la que no se da” y añadió que el objetivo del Plan B es “capturar al árbitro electoral y desmantelar institucionalmente al INE”.

[object Object]

Clemente Castañeda pide un “parlamento abierto donde escuchemos a las distintas voces”

Clemente Castañeda expresó que, ante la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Movimiento Ciudadano pedirá un “parlamento abierto donde escuchemos a las distintas voces” en torno a la reforma secundaria.

En ese sentido, el senador pidió revisar “todos los artículos que han sido modificados” para tomar una decisión “a la altura de lo que necesita México”.

[object Object]

¿Qué se aprobó con el Plan B de AMLO?

El Plan B de AMLO contempla cuatro leyes secundarias y uno de los objetivos es que los funcionarios del INE no podrán percibir un salario mayor al del Presidente de la República.

Otro de los puntos obligará a Edmundo Jacobo Molina, actual Secretario Ejecutivo del Instituto Electoral, a cesar sus labores. El funcionario está en el órgano electoral desde 2008, cuando el INE era IFE.

Otra clave del Plan B es la eliminación de fideicomisos, calificados por el Gobierno Federal como “ilegales”, por lo cuales se otorgaron millones de pesos tras la salida de Marco Antonio Baños y Benito Nacif de estos organismos.

De acuerdo con el presidente, el ahorro total será de 3 mil 500 millones de pesos, debido a la reforma secundaria.