Quintana roo

Reduce Carlos Joaquín deuda per cápita de Quintana Roo en un 20.2 %

Yohanet Torres Muñoz.Cortesía

Presumen que gracias a la disciplina financiera, en 2016 la deuda per cápita era de $15,335 y en 2020 es de $13,007 en pesos constantes

Chetumal.- El estado de Quintana Roo redujo su deuda per cápita en pesos constantes en un 20.2 por ciento, durante la administración del gobernador Carlos Joaquín González, lo que se traduce en que gracias a la disciplina financiera, en 2016 la deuda per cápita era de 15,335 pesos y en 2020 es de 13,007 pesos.

“En el periodo 2010-2015 la deuda per cápita tuvo un crecimiento real de 61.4% y alcanzó el valor de $16,276 pesos por habitante en 2015. De la mano de Carlos Joaquín, se ha logrado reducir la deuda en 20.2% de 2016 al primer semestre de 2020, poniendo fin al crecimiento acelerado de la deuda pública per cápita” Yohanet Torres Muñoz

Así lo dio a conocer la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), en el marco de los ajustes financieros para la atención de la situación sanitaria del Covid-19 y la reactivación económica en Quintana Roo.

La dependencia informó que esto se debe al eficiente manejo de los recursos y la disciplina financiera en esta administración que encabeza el gobernador Carlos Joaquín González.

Yohanet Torres Muñoz, titular de la SEFIPLAN, afirmó que los esfuerzos orientados a una mejor administración de los recursos públicos como la implementación del modelo PbR-SED, la creación del Servicio de Administración Tributaria de Quintana Roo (SATQ), y la determinación de las prioridades a través de la revitalización del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2020; han permitido controlar y reducir el crecimiento de la deuda estatal.

“Sin duda ha sido un gran esfuerzo por parte de la administración del ejecutivo estatal, Carlos Joaquín; para lograr destinar mayor cantidad de recursos en beneficio de los ciudadanos. Estoy segura que Juntos Saldremos Adelante” Yohanet Torres Muñoz

Torres Muños también destacó la adecuada planeación de las actividades y el ejercicio eficiente de los recursos, lo que ha permitido reducir en un 20.2 por ciento la carga per cápita de las obligaciones financieras en el Estado.