Puebla

Mueren en Puebla los primeros 2 sacerdotes por Covid-19

Parroquia de San Jorge Mártir.Facebook

La arquidiócesis del estado de Puebla, publicó en sus redes sociales un mensaje en el que lamentó la muerte por Covid-19 de 2 sacerdotes.

México.- La arquidiócesis del estado de Puebla, dio a conocer este miércoles 15 de abril que 2 sacerdotes que formaban parte de ella, murieron luego de que fueran ingresados al hospital por complicaciones, tras haber sido diagnósticos como pacientes positivos de coronavirus Covid-19.

Por medio de una esquela que difundieron en sus perfiles de redes sociales, la arquidiócesis de la entidad lamentó los fallecimientos de Valentín Ramírez Tlaque, de 68 años de edad y Guadalupe Sanguino Fuentes, de 85, sobre quienes se detalló, fueron internados desde hace más de dos semanas.

En el informe de la institución religiosa local que es encabezada por el arzobispo Víctor Sánchez Espinoza, se añade que ambos sacerdotes perdieron la vida durante las primeras horas de este miércoles 15 de abril.

“Nuestro Señor los reciba con todas sus obras buenas, y que a sus familiares y amigos les de la fortaleza y esperanza que necesitan para llevar sus partidas”

#COMUNICADO | @Arqui_Puebla informa con profunda pena el fallecimiento de dos sacerdotes diocesanos a causa del #COVIDー19 pic.twitter.com/7OsV8zxpF4

— Arquidiócesis Puebla (@Arqui_Puebla) April 15, 2020

Cabe recordar que desde el pasado 18 de marzo, el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa emitió una circular que fue dirigida para “todos los sacerdotes a la Iglesia arquidiocesana”, en la cual se establece la aplicación de medidas de distanciamiento y de suspensión del culto público que comenzaron a aplicarse desde el 23 de marzo.

En el documento, el prelado hizo un llamado para orar por las personas que ya han sido afectadas por el coronavirus y por los que han fallecido a causa de él.

Como parte de las medidas de restricción para evitar la propagación de casos, se ordenó el cierre de los recintos religiosos, aunque los templos pueden seguir abiertos a la oración siempre y cuando sean observadas las medidas de seguridad como el distanciamiento social.