Puebla

Miguel Barbosa llama "malditos" a gobiernos del PAN

Miguel BarbosaTomada de Video

Miguel Barbosa se refirió al desvío millonario del CAPCEE relativo a 170 escuelas que no se construyeron durante las administraciones del PAN.

México.- El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, acusó a sus antecesores en el gobierno estatal los gabinetes del Partido Acción Nacional (PAN) de haber desviado recursos para obras públicas durante la videoconferencia de prensa de este jueves 8 de octubre.

El gobernador que ganó a través de la alianza Juntos Haremos Historia que agrupó al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido Encuentro Social (PES) y Partido del Trabajo (PT) llamó “malditos” a sus adversarios políticos al acusarlos de “abusar” del estado Puebla.

Barbosa lanzó esta declaración al responder la pregunta de una reportera respecto al desvío de 173 millones de pesos para la construcción de 170 escuelas que nunca se levantaron por parte del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (CAPCEE) y que derivó en una investigación.

“En cada obra que se escarba de los tiempos panistas se encuentra corrupción; es monstruosa”Miguel Barbosa. Gobernador de Puebla

El gobernador responsabilizó del desvío de recursos que estaban destinados a obras públicas a su titular, Jorge Benito Cruz Bermúdez, dado que el dinero iba a parar con altos funcionarios. Por lo que Barbosa advirtió que se sancionará a los responsables a través de procesos penales e incluso señaló que el magistrado debería renunciar al Poder Judicial por los señalamientos.

El gobernador acusó a sus antecesores del PAN de orquestar una campaña de desprestigio en su contra con ayuda de los medios de comunicación, afirmando que la intención era que su gestión se transformase en “un gobierno tapadera”, sin embargo, advirtió que resistiría cualquier cosa que viniera en ese sentido.

Miguel Barbosa detalló que de las escuelas construidas, algunas se edificaron con recursos federales y otras con recursos estatales, pero que él no lograba entender cómo se certificó el pago y finiquito de la obra, por lo que su sospecha es que el dinero que debía ser para la obra se repartió entre los funcionarios.