Nuevo León

Incidente en Las Vegas fue asunto personal: Procurador de NL

Gabriel Tláloc Cantú y Roberto Floreshcnl.gob.mx

Hombres vestidos de negro acompañan a Roberto Flores a su comparecencia

Aunque Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” calificó como un capricho la comparecencia del Procurador General de Justicia, Roberto Flores Treviño, ante el Congreso del Estado, el funcionario se presentó en la sede del Poder Legislativo acompañado por una veintena de “hombres de negro”.

Sin embargo, a la entrevista programada con los diputados solamente pudieron acompañarlo sus ayudantes personales, así como su jefa de prensa Bárbara Leal… Los vestidos de negro, de quienes se dijo que probablemente eran “hermanos mazones” del procurador Flores tuvieron que quedarse en el primer piso del Congreso.

Los priistas Marco González, Andrés Cantú y Ludivina Rodríguez, encabezados por Gabriel Tláloc Cantú, presidente de la Comisión de Seguridad, así como los panistas, Arturo Salinas, Yanira Gómez, Laura Paula López y Marcelo Martínez, y como los legisladores de Movimiento Ciudadano, Samuel García y Concepción Landa, recibieron a Flores Treviño en el piso séptimo del edificio de Zaragoza y Matamoros, en la Gran Plaza.

De entrada Flores les reiteró que no firmó cheques soin fondos en Las Vegas ni en ningún lado como se ha presumido, pero aclaró que si signó lo que sería un pagaré (en términos latinos) pero que no pudo pagar de inmediato acordó ir aplazando los pagos con el deudor del casino.

Admitió que el año pasado fue cuando terminó de salir de deudas con Las Vegas: “El 13 de agosto del 2015 mandé yo a Las Vegas el pago total, el día 14 el caso fue cerrado”, refrendó.

Flores Treviño dijo de sí mismo que nunca ha cometido algún delito y alegó que de esto no dio parte al Congreso porque entendió que se trataba de una cuestión personal, pero se disculpó ante los diputados por no haberles dado parte en su momento.

Respecto a las supuestas fichas que han circulado en redes, Roberto dijo que se tratan de registros reglamentarios para realizar los convenios a los que llegó con el casino. Empero se negó a precisar el monto de la deuda, aludiendo a que se trata de un asunto personal.

Tras media hora de entrevista, los legisladores le preguntaron si se sentía enfermo de ludopatía y Flores se defendió afirmando que es de las pocas autoridades que han actuado en contra de los casinos y los puntos de juego ilegales en el estado y en el país.

Aceptó que tiene multas de tránsito y que ha habido discuciones familiares en su casa, pero insistió que nunca ha cometido delito alguno… inclusive que pagó su tarjeta de crédito antes de comparecer.